Extras| Matthew

3.6K 229 17

Hoy era la fiesta de despedida de soltero de Alexander. Mañana se casaban. Todavía no podía creer que mi mejor amiga se iba a casar.

-¿Ya nos vamos? -preguntó Caleb claramente molesto. Ruedo los ojos.

-Ya te dije que por más que Gia no hubiese encontrado a Alex no estaría contigo. Eres su otro mejor amigo, Caleb, entiende de una vez -agarro las llaves del auto y entramos a éste.

Nadie dijo ni una sola palabra en el camino, lo cual, agradecía bastante. Hace unas semanas Caleb había intentado besar a Gia mientras dormía. Por suerte de todos, entré yo y lo pare. Creo que sí Alexander o algunos de sus hermanos lo hubiese encontrado estaríamos en el funeral de él y no yendo de fiesta.

Llegamos a un club especialmente en despedidas que había en la manada. Gia lo había puesto aquí ya que si algún hombre lobo tomaba demasiado y se encontraba en territorio humano, pasaría lo peor para ambos lados.

***

-Alex creo que ya fue suficiente -aparte la bebida de su mano. Muerdo mi labio inferior para no reír.

Está vestido como el indio de Y.M.C.A. aunque no sé de que me rio. Yo estoy vestido del vaquero, Caleb del que repara, Harry (mate de él) de policía, Evans del policía en motocicleta y Andrés el que tiene el casco.

 Yo estoy vestido del vaquero, Caleb del que repara, Harry (mate de él) de policía, Evans del policía en motocicleta y Andrés el que tiene el casco

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-¡Damas y caballeros solteros sólo por está noche! -dijo el dueño del bar-. He visto a los de Y.M.C.A por ahí -Se escucharon gritos-. Suban a bailar.

La gente nos apoyaba. Jamás me había emocionado tanto, ha de ser por la cantidad de alcohol que tomé.

Agarre del brazo a Alex y nos subimos todos al escenario.

-¡A bailar! -Pongan el vídeo.

Comenzamos a bailar tal y como lo recordábamos al vídeo y al rato, ya que cambio la música, páramos solamente para observar al que se iba a casar.

El padre de Alex lo siguió. Él no estaba disfrazado de nada. Sólo se sacó su remera mostrando sus abdominales. Las chicas que pasaban comenzaron a chillar.

Poco después lo seguimos.

Esto está de locos.

Su Luno © TERMINADA.¡Lee esta historia GRATIS!