Capítulo 16| Editado.

8.2K 686 18

              Franchesca.

Como extraño a mi madre, ella sabría que hacer para consolarme.

Todo siempre fue y será mi culpa.

Mientras caminábamos veía como las hojas de los árboles caían, dando a entender que se aproximaba el otoño. Mi beta estaba al lado mío mirando a la nada.

—¿Estás bien? —pregunté en un susurro.

—Eh, si estoy bien. ¿Y tú?

—Bien —mentí.

—A mi no me mientas —dijo parando su caminata que hacíamos para llegar a la manada, mejor dicho mi casa.

—Lo superaré —guarde mis manos en los bolsillos de mi campera gruesa, si que hacía frío.

—Como tu digas —contestó empezando a caminar.

Luego de varios minutos llegamos a nuestro destino. Vi a niños jugar, eran libres y sin pensamientos malos de lo que puede pasar un adulto. Me gustaría volver a ser una niña que solo jugaba con sus padres en el parque, poder ser de nuevo esa niña buena, tierna, cariñosa con todo el mundo.

Quiero llorar pero yo no soy así.

¡¿Qué me está pasando?!

Seguimos caminando hasta llegar a mi casa, está se encontraba en un muelle al lado del río y muy cerca de la manada.

Una vez que entramos ya no puede más con mi expresión de "no me daña nada. Jamás me verás llorar ni tampoco verme enamorada. Fumo y tomo, no me importa nada".

—Oh nena.

¿Por qué, Matt? —pregunté mientras lloraba—. ¿Por qué siempre me salen mal las cosas?

—No lo sé —respondió mientras me abrazaba y me daba masajes en la espalda.

—Que respuesta —dije sarcástica—. Todo me sale mal, todo —se me salió un sollozo—. Quiero estar con él, tenerlo en mis brazos mientras le digo o nos decimos esas estupideces que se dicen los novios, que me abrase, que me bese. No puedo pensar ni tampoco respirar sin él, es el aire que respiro. Sé que él no siente lo mismo que yo pero me es inevitable estar así por él, me duele el corazón. Oh Dios me volví una niña cursi.

—Ya va a pasar, seguramente todo se solucionará y volverá a ser como antes.

—No Mattew, nada volverá ser como antes después de ese beso. —me miro confundido—. ¡Era su primer beso y yo no fui quién se lo dio! —abrió los ojos sorprendidos.

—Fran... —suspiró—. A veces las cosas pasan por algo. Nunca va a ser como uno se lo espera, el destino y la vida tienen miles de obstáculos por pasar. Siempre de una tormenta sale el sol. Esto es igual, tal vez. En la vida encontrarás a muchos tipos de personas, los que te tiren cosas negativas;envidia, celos, trabas, etc, y otras positivas. Si la vida fuera fácil nada seria divertido ¿no crees? —Asentí, me miro a los ojos mientras agarraba mi cara—. Todo va a mejorar con el tiempo, solo es cuestión de esperar —besó mi frente.

—Es o será muy afortunada la mujer que te tenga como mate.

Se tensó. ¿Qué pasa?

—¿Dije algo malo para que estés así de tenso? —pregunté confundida.

—S-sobre eso, hay algo que te tengo que decir —tragó saliva.

Su Luno © TERMINADA.¡Lee esta historia GRATIS!