Capítulo 12| Editado.

9.9K 762 32

                   Alexander.

Tengo miedo, eso es lo único que puedo decir.

Se escuchó su típica risita malvada que hace cuando está por hacer algo malo, muy malo.

¡No quiero morir! ¡Ni siquiera he dado mi primer beso!

—¿Aún no has dado tu primer beso? —se escuchaba sorprendida.

—¿Para eso sí no? Gia, tengo miedo, no me asustes.

—Awww bebé eres tan tierno asustadito. Aunque me encanta que no hayas dado tu primer beso.

—¿Qué estás haciendo? —pregunté mirando para todos lados—. Eso es algo vergonzoso, seguramente tú ya lo hiciste.

—Lo único que diré es que te conviene quedarte conmigo, Escarlata.

—¿Escarlata? ¿Qué clase de apodo es ese?

—Te queda a la perfección niño. Escarlata es un tipo de serpiente, ella es débil y no tiene veneno como las otras y tú eres igual.

—Me siento ofendido —dije haciendo un puchero.

Se escucho una carcajada.

—¿Estás listo Escarlata?

N-no —contesté.

—No me importa.

En mi campo de visión estaba ella, se había cambiado de ropa. Llevaba puesto un short azul con una remera de tirantes y arriba una camisa roja a cuadros. Chasqueo los dedos y apareció una mesa con dos sillas y comida muy fina: dos cajitas feliz de McDonald.

—¿Te gusta? —preguntó.

—Está muy lindo. Auch sonó a gay.

Se rió, está empezando a gustarme su risa.

Nos sentamos y empezamos a comer.

—Hablame de ti, sabes casi todo de mi pero yo no —pedí. Se echó para atrás.

—No puedo.

—¿Por qué?

—Me odiarás pero lo único que puedo decirte es que daría mi vida por ti si fuera necesario —me agarró la mano, quería soltarme pero bueno—. Hay gente mala a mi alrededor y fuera de mis tierras.

—¿Cómo es qué, vampiros y hombre lobos vivimos en el mismo?

—Muy buena pregunta. Hace más de mil años, mi abuelo era el alfa de mi manada, él creo una guerra con los vampiros a espaldas de mi abuela. Sabes no soy muy buena contando pero, voy a  resumir todo.

<<Luego de que años y años, mi Padre decidió armar otra  guerra por venganza, ya que el vampiro mató a su primera mate, acabó con todos los vampiros y al líder de ellos. Entonces así decidió apoderarse de todo pero antes de que el líder de los vampiros muriera le dijo a mi padre que le de una oportunidad a los demás que quedaron vivos y henos aquí a todos juntos. >>

—Wow —contesté—, que historia. ¿Tu color favorito?

—El negro y ¿el tuyo?

—Naranja.

—Interesante.

—Bueno —se armo un incomodo silencio por parte mía—. Estuvo muy buena la comida pero mejor me voy.

Caminé hasta la salida y dijo:

—Ni si quieras sabes dónde estás.

—Cierto —me pegué con la puerta.

—Vamos te llevaré pero antes...

Solo sentí sus labios chocándose con los míos. Abrí los ojos y se separó.

—No diré lo siento porque fue a propósito. —me guiñó un ojo.

—¿Sabes algo?

—¿Qué? —pregunté.

—Duele estar lejos de ti, que no me quieras, duele muchísimo que me odies.

—No te odio.

—En el fondo lo haces, me odias por abrirte los ojos, por separarte de tu familia.

—No te odio.

—¿Acaso me quieres aunque sea poco?

—...

—¿Pero sabes qué?

—No —la miré a sus ojos.

—Siempre seguiré a tu lado, por más que me rechaces o digas lo que quieras. Siempre estaré para ti. Porque eres mi alma gemela, mi compañero. No dejare que nada malo te pase, Alex.

No conteste nada.

Pero no sabia que me arrepentiría de no haber contestado nada.

Su Luno © TERMINADA.¡Lee esta historia GRATIS!