Capitulo 28

175 22 0

Comencé a caminar por los jardines buscando a Steven. Lo busque y busque y no estaba, así que decidí entrar y buscarlos por los pasillos. Busque entre los salones, pasillos y seguía sin encontrarlo. Vi las escaleras que conducían al tercer piso, dude un segundo pero luego comencé a subir por ellas. Lo encontré sentado escuchando música a fuera del baño. Me acerque a él con los nervios de puntas, mis manos me sudaban y mis piernas temblaban. 

Me senté a su lado y él se giró de seguro para ver al desconocido que se había sentado a su lado. Cuando me miro sonreí un poco y él se quitó los auriculares. 

Carrie: Steven… debemos hablar.
Steven: ¿Eso quieres? –yo asentí-. Bien. Comienza.
Carrie: Yo… debí darte una respuesta, lo merecías. –él miro a otro lado-. Pero tenía mucho miedo. –suspire-. Steven… conozco tus historias aquí en este colegio.
Steven: Carrie, aunque no lo creas he cambiado. –me miro-. Y lo hice desde que comencé a sentir… cosas por ti.
Carrie: Si, lo sé. Es que… entiéndeme. –él tomo mis manos-. No es fácil. No quiero salir lastimada, no quiero que me rompan el corazón, ya lo hizo alguien antes.
Steven: Te prometo que no voy hacerlo. Quiero hacerte feliz, que seamos felices juntos.

¿Y si de verdad había cambiado?, necesitaba darle una oportunidad para comprobarlo. Steven estaba ahí frente a mí, tomando mi mano y esperando una respuesta. Un largo suspiro salió de mis labios y lo mire a los ojos. 

Carrie: Quiero… quiero que seamos felices juntos. –Él sonrió-. Quiero eso. 
Steven: ¿Hablas en serio?
Carrie: Si. Solo no me rompas el corazón o volveré con mi actitud de mierda. –ambos sonreímos.
Steven: No pretendo hacerte daño Carrie.

Steven dio un beso tierno en mis labios. El comienzo de una relación. Se alejó de mí y sonrió, yo le devolví la sonrisa. 

Carrie: ¿Qué hacías aquí solo?
Steven: tal vez abajo te encontraría con Rose. No quería verte con él. 
Carrie: No. yo estaba con Izzy. –sonreí.
Steven: Pasas mucho tiempo con él. –Yo reí-. ¿Qué?
Carrie: Es mi amigo, mi confidente. Además gracias a la plática que tuve con él… estoy aquí. Fue él quien me hizo abrir los ojos e hizo que viniera a buscarte.
Steven: Tendré que agradecerle entonces. –sonrió.

Me quede un rato más con él, hasta que el timbre sonó y tuve que bajar porque debía ir a clases. Steven aún tenía unos cuarenta y cinco minutos libre. Al entrar al salón vi una rosa en mi asiento. Solo había un culpable y era… Axl. La tome con cuidado y entonces alguien tapo mis ojos.

Carrie: ¿Rose? –sonreí.
Axl: Me has descubierto. 

Quito su mano de mis ojos y yo me gire. El observo la rosa y luego me miro.

Carrie: Gracias. Esta… hermosa.
Axl: No me agradezcas. –sonrió-. ¿Quieres que te lleve a casa hoy?
Carrie: No, estaré bien. –suspire-. Axl debemos hablar…

Antes de que pudiera decir algo entro el profesor. Me senté en mi puesto y trate de que la rosa no se viera. Izzy, Duff y Brooke entraron luego del profesor. Izzy me miro y yo le hice una seña para que se sentara a mi lado.

Izzy: ¿Y?
Carrie: Somos novios… -susurre.
Izzy: ¡Genial! –Le hice una seña para que bajara la voz-. ¿Estás feliz?
Carrie: Mucho. Aunque tengo un poco de miedo.
Izzy: Deja el miedo atrás Carrie. Se feliz con él. –Miro la rosa-. ¿Te la ha dado él?
TN: No. Axl la ha dejado en mi puesto. Tengo que hablar con él y decirle que soy novia de Steven.

En el largo rato que estuvimos en silencio, saque mis cuadernos y mis cosas. Mientras copiaba izzy se acercó a mi oído.

Izzy: ¿Te gusta… Axl?

Lo mire sorprendida, pero no podía responder. Ahora que me lo preguntaba… seguía confundida. Ambos eran distintos y ambos eran lindos a su manera. Algo estaba claro en mí…Amaba a Steven, pero tenía una confusión por Axl, porque lo quería. 

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!