Capitulo 40

154 17 1

Días Después… 

Me levante por los rayos del sol que entraban por la ventana. Mire mi reloj que estaba a un lado y vi que eran las diez de la mañana. Un hermoso sábado que estaba radiante. Aun acostada en la cama recordé que era mi cumpleaños, susurre un “Feliz cumpleaños Carrie” y me levante. Entre al baño, hice mis necesidades y luego me coloque algo “Decente”. Salí de mi habitacion y baje por las escaleras. Entre a la cocina y vi una nota de mis padres. Ambos habían ido a trabajar y me deseaban un feliz cumpleaños, a lado de la nota había un pedazo de pastel de chocolate. 

Sonreí y escuche el sonido de mi –nuevo- teléfono. Mi padre me lo había dado hace dos días y por suerte no tuve que explicarle que había pasado con el otro. Era un número desconocido quien me llamaba. Luego de mirarlo por unos segundos, reconocí el número. Era Steven quien me estaba llamando y yo no pensaba contestarle. Creo que él sabe cuándo estoy bien, cuando me siento feliz porque busca llamarme y eso me pone mal de nuevo. 

El timbre sonó y yo Salí de la cocina. Al abrir la puerta vi un ramo de rosas en el suelo, mire a todos lados pero no vi a nadie. Tome las rosas y entre de nuevo a casa, una nota estaba en ellas. Camine hacia la mesa y puse las rosas ahí y tome la nota.

“Espero y aceptes este regalo. Feliz cumpleaños, Carrie Fiennes. 

A pesar de todo y de todos… Te amo.

Steven Adler”.

Suspire al terminar de leer la nota y mire de nuevo las rosas. Era un hermoso detalle de parte de Steven. Tome las rosas y las coloque en un jarrón con agua. Me senté en el sofá y leí los mensajes de Axl, Duff, Brooke, e Izzy. Oh, Brooke me hacia una invitación para ir a la playa en la noche. Era una buena idea, podría distraerme un poco. 

* * *

Mis padres llegaron un poco más temprano para pasar tiempo conmigo. Con respecto a las flores, les dije que todos mis amigos me las habían enviado. Luego subí a mi habitacion y tome una ducha larga y al salir me coloque esto: http://www.polyvore.com/cgi/set?id=99582586&.locale=es.

Un mensaje llego y era de Brooke, decía que ella ya estaba en la playa. Debía irme rápido, aunque aún no entendía como y con quien planeo Brooke todo esto. Salí de mi habitacion y al bajar mi papá se ofreció llevarme. Le dije que sólo me dejara y se fuera y eso fue exactamente lo que hizo. 

Me despedí de él y baje. Guarde mi teléfono en el bolsillo trasero de mi short y comencé a caminar. A lo lejos de mí vi una mesa iluminada con velas y la mesa vestía un mantel blanco. Me acerque lentamente hacia la mesa y vi que era una mesa para dos. Había una nota con mi nombre en grande, lo tome y comencé a leer.

“Quizás me mates por esto, Carrie. Solo disfruta de la noche y no lo mates a él hoy.

Brooke”

No entendía nada de lo que la nota decía. Sentía que alguien me miraba así que me gire y fue ahí cuando vi a Steven. La nota ahora tenía sentido con el hecho de que él estuviera ahí. Él tenía una hermosa sonrisa en su rostro y yo lo mire molesta.

Carrie: ¿Qué haces aquí?

Steven: Carrie Fiennes, esto y las rosas es mi regalo para ti. –Se acercó hacia mí-. No pensarías que no llevaría a cabo una sorpresa, ¿O sí? –volvió a sonreír. 

Carrie: No lo puedo creer. Me trajiste aquí con engaños. 

Steven: No ibas a venir si te lo pedía, Carrie. –Tomo mis manos-. Sólo quiero que disfrutes de la cena, ¿Si?

Carrie: Y luego me iré a casa.

Steven: Si eso quieres, está bien.

Quería estar molesta con él, pero esto me resultaba algo tierno y… hacia que lo amara más. Nos sentamos en la mesa y él sirvió un poco en mi plato. No podía dejar de mirarlo y se supone que no quería estar aquí con él.

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!