Capitulo 22

196 24 2

Axl besaba de maravilla. Muy, muy, muy diferente a los de Steven. Axl era más tierno y más cálido, los de Steven eran un poco más salvajes y era solo por el deseo de querer… llevarme a la cama. Mis manos estaban en los hombros de Axl y el tenía sus manos en mi cintura. Nos separamos y el sonrió. 

Carrie: Me has confundido. –sonreí.

Axl: No salió como esperaba. –paso su mano por mi rostro.

Carrie: Supongo que no. Axl, no quise darte celos con Steven. No era esa mi intención, de verdad.

Axl: Te creo. Ve y disfruta de la fiesta, yo no quiero volver.

Carrie: Vine contigo, si te vas yo me voy.

Axl: No, puedes quedarte. 

Carrie: No, llévame a casa. –sonreí-. Tampoco es que me gusten estas fiestas.

Caminamos hacia el auto y nos montamos. En el camino no dijimos nada y al llegar lo mire para despedirme.

Carrie: No quería que pasara esto. –Pase mi mano por su rostro-. Ahora tendrás un ojo morado.

Axl: Eso es lo de menos. 

Carrie: Adiós. –sonreí.

Axl: Adiós.

Baje del auto y entre en casa. Mi madre ya estaba durmiendo, así que no tendría que explicarle porque había llegado tan temprano. Una vez en mi habitacion me quite el vestido y me coloque la pijama

* * *

Lunes…

Kate: No eres más que una perra. ¿Con quién vas a quedarte, _Carrie? ¿Axl o Steven?

Carrie: Cállate. No estoy de humor para aguantarte.

Tome mi bolso y Salí del salón. Ahora todos hablaban de la pelea de Rose y Adler, y todos sabían que habían peleado por mí. Todo el fin de semana me la pase pensando en… los dos. Sé que no suena de lo mejor decir eso, pero era la verdad. El beso de Axl solo había logrado confundirme.

Izzy: Carrie, todos hablan de ti. –Se sentó a mi lado-. A donde quiera que voy están hablando del triángulo amoroso.

Carrie: Esto apesta. Nadie debía de saber esto, es horrible. 

Izzy: Quizás yo debí decirte de los sentimientos de Axl.

Carrie: ¿Tu lo sabias? –dije sorprendida.

Izzy: Claro. Es mi amigo y lo conozco, desde que llegaste le gustaste.

Carrie: oh genial. No sé qué hacer, Izzy.

Izzy: ¿Te gusta Adler? –asentí-. ¿Qué sientes por Axl?

Carrie: No lo sé. Es un gran chico, de lindos sentimientos y… -suspire-. No lo sé.

Izzy: Debes pensar las cosas muy bien, Carrie.

Carrie: Lo sé.

Izzy tuvo que irse a clases y yo me quede por fuera. No podía concentrarme en una clase, solo quería aclararme a mí misma lo que sentía. No podía ser tan difícil, ambos eran tan… distintos. El jardín estaba solo, todos estaban en clases.

Steven: Tenemos que hablar. –me gire y lo vi ahí parado.

Carrie: Ay no. Por favor, no me lo compliques más.

Steven: ¿Es rose o yo?

Carrie: No tengo nada con ninguno. Es patético que me pongan en esta situación. 

Steven: ¿Y yo qué?, voy a volverme loco por ti y tú… tú no sabes lo que sientes.

Carrie: Steven… necesito pensar las cosas. 

Steven: Carrie.

Carrie: Por favor, necesito estar a solas.

Lo mire y comencé a caminar hacia los salones. Una vez que estuve bastante lejos de Steven me detuve. Me quede entre el salón y el pasillo de gimnasia. Un suspiro salió de mí y una rosa apareció frente a mí. Me gire para buscar al culpable de la sonrisa que tenía en mi rostro y vi a… Axl. 

Carrie: Hola.

Axl: Hola. –Me dio la rosa-. Es para ti.

Carrie: Gracias. –La tome-. Axl… no me pidas una respuesta ahora, ¿sí?

Axl: No voy a presionarte, Carrie -sonrió.

Carrie: Gracias. –Mire la rosa-. Es muy… linda.

Axl: Como tú.

Axl rose había logrado que me sonrojara. 

Carrie: Deberías estar en clases.

Axl: ¿Qué hay de ti?

Carrie: buen punto. –sonreí.

Axl: ¿Quieres ir a la cafetería?

Carrie: Buena idea.

Axl tomo con miedo mi mano y comenzamos a caminar.

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!