Capitulo 1

349 29 0

Está bien, lo primero que diré es que soy nueva en esa jodida escuela. No soy la mejor estudiante, ni un gran orgullo en la familia solo soy… yo, Carrie. Tengo dieciséis años y a diferencia del resto de mi familia soy un “desastre”. Lo primero que pude notar al entrar es que la chicas son… superficiales. Seguí avanzando hasta el último asiento y saque mi teléfono discretamente, conecte los auriculares y comencé a escuchar música. Todos los alumnos que ya tenían tiempo, me miraban como si fuera una cosa rara. Preferí no prestarles atención para no forma una pelea. Por la puerta entro un chico de cabellos alborotados y a su lado un rubio bajito. El rubio bajito era… guapo, cabello rubio, una hermosa sonrisa y se veía carismático. 

Note que cuando entro la chica de cabellos negros que estaba a dos asientos delante de mí, se levantó corriendo y camino hacia él. Le chico que estaba a lado de él, le dio uno golpecitos en los brazos y le hizo una seña para que mirara a la chica que pronto estaba guindada de él. El rubio, hizo una mueca de fastidio al verla, mientras la chica sonreí tontamente. Sonreí un poco y agache mi mirada hacia mi teléfono. Levante la mirada y vi a los mismos personajes, el cabello alborotado tomo del brazo al rubio e hizo que se alejara de la chica. Deje de mirarlos y vi la puerta abrirse, un señor de unos cincuenta años entro por la puerta, supuse que era el profesor porque todos se quedaron callados. Guarde mis auriculares y fingía prestar atención.

Cesar: Soy el profesor, Cesar. Antes de comenzar quiero presentar a la nueva alumna, Carrie Fiennes. –me señalo. Todos giraron a verme-. Estará este año con todos nosotros.

No dije nada solo hice una mueca. El comenzó la clase y yo saque mis cuadernos para lograr salir bien este año. Sentí entonces la presencia de alguien a mi lado y mire. El chico rubio de hermosa sonrisa estaba ahí.

Carrie: ¿Se te ofrece algo?

Steven: Me llamo, Steven Adler. –sonrió-. Tú eres la nueva.

Carrie: eso ya lo sabes. –mire mi cuaderno.

Steven: Que genio. 

Carrie: ¿Sabes?, no me interesa hacer amigos. ¿Podrías dejarme sola?

El no dijo nada, me miro y se cambió de asiento. En el resto de la clase trate de que mi presencia no se notara, y estaba funcionando. Agradecí cuando salimos a receso, tome mis cosas y antes de salir vi de nuevo a la chica guindada de… ¿Cómo era su nombre?, ¡Ah ya!, Steven. Él le dijo un par de cositas y ella se fue, no sin antes besar sus labios. Su amigo y el sonrieron y su amigo lo… felicito o eso parecía. Bueno… por lo que veo él era el chico patán de la escuela y todo un mujeriego. Salí del salón y comencé a caminar por los jardines, no tenía hambre así que no compraría nada. Solo tenía quince minutos libre, y esos minutos se estaban pasando muy rápido. 

X: Hola. ¿Eres nueva, no?. –El chico era de piel pálida, cabello negro y ojos cafés-. Estoy en la misma clase que tú, solo que he llegado tarde.

Carrie: ¿Y? ¿Quién eres?

Izzy: Oh, lo siento. Soy izzy stradlin. –me tendió la mano. Yo la estreche.

Carrie: soy, Carrie Fiennes. 

En ese momento un chico pelirrojo se acercó a nosotros. Era muy lindo, y tenía unos ojos encantadores. 

Izzy: Axl, ella es Carrie Fiennes, la chica nueva. –le dijo al pellirrojo.

Axl: Un placer. Soy Axl Rose.

Carrie: Carrie. 

El timbre sonó y tuvimos que entrar al salón. Volví a tomar mi asiento y vi a la chica de cabello negro, hablar con otras chicas. El rubio bajito entro y detrás de él, una chica de cabello rojo algo tímida. La chica de cabello negro rio y le murmuro algo a sus amigas. Justo cuando la chica de cabello rojo iba pasando a su lado, ella le metió el pie. Me molesto tanto ver eso, y me moleste más cuando todos comenzaron a reír. 

Me levante y camine hacia ella. Ella con lágrimas en sus ojos me miro, le tendí mi mano y ayude a levantarse. Mire a la chica que la había tumbado.

Carrie: ¿Qué te crees?

X: ¿Disculpa?

Carrie: Se nota que eres una chica superficial y tonta. Estoy segura que en tu cabeza solo tienes porquerías. –todos hicieron un sonido con su boca como “ohh”-. ¿Te crees mejor por meterte con chicas como ellas? –señale a la chica que seguir sollozando a mi lado.

X: Mira querida…

En ese momento entro el profesor. Todos fueron a sus asientos.

Cesar: ¿Pasa algo? –nos miró.

X: No.

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!