Capitulo 8

196 26 1

Me quite los zapatos y los deje en el suelo, me metí en la cama. No podía dormir, no me sentía muy cómoda que digamos durmiendo en casa de Steven Adler. Luego de dar vueltas, me levante y baje con cuidado hacia la cocina. Tome un vaso y camine hacia la nevera, lo lleve de agua y me lo bebí poco a poco. Lo deje vacío en la mesa y volví a subir con cuidado, mientras caminaba a mi habitacion, me detuve en una puerta supongo que la habitacion de, Steven. Gire la manilla poco a poco y abrí la puerta con cuidado, él estaba acostado en la cama tapado hasta la cabeza, solo se veía su cabello rubio que se salía de la sabana. Entre tratando de no hacer ruido y me acerque a él, me lleve un susto cuando se quitó la sabana de la cara.

Steven: ¿Qué haces aquí?

Carrie: Yo… me equivoque de habitacion. 

Steven: Si claro. –sonrió-. Querías verme, eso era todo.

Carrie: No seas ridículo, Adler. –coloque mis ojos en blanco.

Steven: ¿Quieres acostarte aquí conmigo?

Carrie: Idiota.

Iba a comenzar a caminar y él me tomo del brazo, haciendo que cayera encima de él. 

Carrie: ¿Podrías soltarme?

Steven: No. –sonrió-. ¿Sabes?, si me trataras mejor seriamos amigos.

Carrie: no me interesa ser tu amiga, Adler.

Steven: Esa actitud de mierda es la que no soporto.

Carrie: Bueno yo no soporto lo idiota y creído que eres. Me pareces patético, Adler.

Él me soltó y yo me levante. Supongo que nadie en su vida le había hablado de esa manera. ¡Todas caían a sus pies!, si cree que yo caeré está equivocado. 

Carrie: Buenas noches.

Camine hacia la puerta y Salí de la habitacion. Camine hacia la mía y al entrar me acosté en la cama, me tape con la sabana hasta la cabeza y cerré los ojos.

* * *

Lunes…

Brooke: ¿Dormiste con él?

Carrie: ¡No!, el me dio otra habitacion. –Entramos al salón-. El muy imbécil me encerró en el baño. 

Brooke: ahora entiendo, te estuvimos buscando toda la noche pero él nos dijo que te fuiste.

Carrie: Si, me encerró. Pero es mi turno, lo encerrare en la hora de Educación física. –sonreí.

Brooke: No te metas en problemas.

Carrie: Nadie sabrá que fui yo, solo él. 

El profesor entro y comenzó a dar la clase. En toda la hora vi que Steven, me observaba y eso me molestaba. Me provocaba gritarle, ¿Qué tengo?, pero entonces sabrá que estaba prestándole atención. Cuando el timbre sonó, todos los hombres caminaron hacia el baño para colocarse el uniforme, me escondí y espere a que todos salieran asegurándome de que quedaba solo Adler. La llave del baño la tome del conserje con ayuda de Brooke, una vez que estuvo solo tranque la puerta y lo encerré. 

Steven: ¡Sáquenme de aquí! –dijo golpeando la puerta.

Carrie: Es mi venganza, Adler. –reí-. Te veo después de clases.

Steven: ¡Fiennes! –Toco más fuerte-. ¡Sácame maldita sea!

Carrie: ¡Hey!, modela tu vocabulario. –reí-. Adiós.

Me guarde la llave y camine hacia el baño de mujeres, me coloque el uniforme y camine hacia el gimnasio. Al entrar camine hacia Brooke, y le pase la llave ella la guardo.

Brooke: Se molestara tanto.

Carrie: Es mi venganza, el no debió encerrarme a mí.

El profesor nos puso a correr y hacer unos ejercicios tontos. Todos estábamos ya cansados y deseando que llegara la hora de la salida. El profesor nos dio un descanso de cinco minutos en la hora final, mientras tomaba agua Brooke, me dio un golpecito en el brazo y me señalo a Steven, que venía entrando.

Profesor: Llegas tarde Adler, una hora tarde.

Steven: Es culpa de ella. –me señalo-. Me ha dejado encerrado.

Carrie: Que acusación más tonta, Adler. Yo he llegado muy puntual, y no he encerrado a nadie. 

Profesor: No quieras acusar a Fiennes de tus problemas. Corre treinta minutos sin pararte.

Steven, me fulmino con la mirada y yo sonreí. 

Steven: Vas a pagármela.

Carrie: Uy que miedo.

Profesor: ¡Comienza a correr, Adler!

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!