Capitulo 25

175 23 1

Nos separamos y él me tomo por la cintura. ¡Necesito una señal!, Adler es tan… Tan él. Es un hijo de puta, pero es… encantador. Esto no debía estar pasando. Yo debí de quedarme al margen de todo, no ser amiga de Axl, no besar a Steven en el baño. Mire los hermosos ojos de Adler y el me sonrió, paso suavemente su mano por mi rostro. 

Steven: Me encantaría saber ahora mismo que sientespor mí. 

Carrie: Steven… -él coloco su dedo en mis labios.

Steven: No importa, __Carrie. –sonrió.

TN: Debemos volver a clases.

Steven: Aún tenemos una hora libre. Quédate conmigo.

Simplemente no podía resistirme a esa petición. Él tomo mi mano y nos sentamos ahí, en aquel lugar donde nadie pasaba. Tal vez los chicos me estaban buscando, pero creo que aquí no iban a encontrarme.

Steven: Carrie, ¿Te gusta Axl?

Carrie: Steven, de verdad no sé lo que siento por él. –suspire-. Me gusta estar con él, pero… me gusta estar contigo. –Él sonrió-. No sé lo que siento y voy a volverme loca. 

Steven: No serás la única que va a volverse loca. Yo también estoy volviéndome loco al no saber lo que sientes por mí. –Me miro directamente a los ojos-. Me gustas.

Carrie: Me siento tan mal en esta situación.

* * *

Mamá: Carrie, ¡Han venido por ti!

La escuche gritar desde abajo. Tome mi chaqueta y comencé a bajar. Mi madre estaba en la puerta hablando con… Izzy. El sonrió al verme y yo hice lo mismo. 

Carrie: Estoy lista.

Izzy: Bueno vamos. –Miro a mi madre-. Un placer.

Mamá: Lo mismo digo. 

Salimos de la casa y me monte en el auto de Izzy. Discutimos por lo que íbamos a comer y mientras Izzy quería llevarme a un lugar fino, yo gane un helado. La verdad no tenía mucha hambre y el tampoco. Estaciono en la heladería y bajamos, el pidió los helados y luego volvió a la mesa.

Izzy: Tu helado de chocolate. –sonrió.

Carrie: Mi adicción… 

Izzy: ¿Dónde te metiste ahora?

Carrie: No voy a mentirte. –suspire-. Steven me escribió y fui a verlo.

Izzy: Lo imagine. –sonrió-. ¿Te gusta mucho?

Carrie: Creo que sí. Me siento muy mal con todo esto. 

Y era así. Sentía que estaba jugando con dos corazones, aunque no estuviera haciendo nada. ¿Y si le gustaba a Izzy?, me sentía más que horrible. ¿Con quién podría hablar abiertamente?, además me sentía mal al recordar todas las cosas que le he contado.

Izzy: Tienes que pensar muy bien, te lo dije la otra vez.

Carrie: Lo sé. Es que… cada uno es distinto, cada uno me hace sentir distinta. 

Izzy siguió hablando conmigo, dándome consejos. Lo escuchaba atentamente sin decir nada, pero mi otra parte estaba haciéndose la terrible pregunta… ¿Le gusto a Izzy?

Izzy: ¿Estas escuchándome? –sonrió.

Carrie: sí, sí… es solo que… olvídalo.

El volvió a sonreír y volvió a hablar. Una vez más fuimos interrumpidos, no por mis pensamientos sino por el sonido de mi teléfono. Mire la pantalla y vi el nombre de “Axl”, en ella. Abrí el mensaje y leí en voz alta. 

“¿Quieres salir conmigo mañana?, podríamos ir al cine.

Axl”

Mire a izzy quien estaba tratando de no reírse por mi expresión al leer. Lo fulminé con la mirada y el hablo. 

Izzy: Perdón. ¿Qué le dirás?

Carrie: No lo sé. No sé qué decirle, ¡Maldición!

Las personas que estaban en la heladería se giraron a verme. Izzy estallo en risas, y yo la verdad no pude contenerme.

Carrie: Stradlin… tengo una pregunta para ti.

Izzy: dime.

Carrie: Yo… -suspire. Me arme de valor-. ¿Sientes algo por mí? –él me miro-. ¿Te gusto?

Debía preguntárselo o iba a morirme por dentro de la duda.

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!