Capitulo 10

208 23 0

Salimos del baño y comenzamos a caminar por el pasillo de regreso al salón. Steven, iba muy callado y se rascaba la barbilla pensativo. Al llegar al pasillo donde se encontraba nuestro salón Steven, me detuvo.

Carrie: ¿Qué pasa?
Steven: ¿Por qué me besaste?
Carrie: Es obvio, para demostrarte que no siento nada. –Hice una mueca-. Pero debo decirte que no me ha gustado. 
Steven: No lo creo. Muy bien que te dejaste llevar.
Carrie: No seas imbécil, fue un simple beso. Déjame decirte que he besado ha mejores chicos. –el sonrió-. Tú no eres la gran cosa.
Steven: Nen… Carrie, la mayoría de las chicas se mueren por mí. 
Carrie: La mayoría son unas tontas, yo soy Carrie Fiennes, no la mayoría. 

Lo deje ahí y camine al salón para buscar mi bolso e irme. En el salón me encontré a Duff y a Brooke.

Brooke: ¿Dónde te metiste?
Carrie: Me quede encerrada. –tome mi bolso.
Duff: ¿Tu y Steven? –levanto la ceja. Supongo que fuimos los únicos que faltaron.
Carrie: el muy imbécil quiso encerrarme y termino encerrándonos a ambos.
Duff: Que imbécil. –río.
Carrie: Si lo es. Bueno no tengo nada que hacer aquí… me voy.
Brooke: Te veré mañana.

Me aleje de ellos y me regañe por interrumpirlos, no sabía lo que estaban haciendo pero a Brooke le gustaba y acaba de interrumpir su momento juntos. Camine hacia la salida pero Adler me detuvo.

Carrie: ¿Ahora qué? –dije fastidiada.
Steven: Sólo tienes dieciséis no puedes haber “Besado” a muchos chicos. 
Carrie: Steven, piensa lo que quieras. –comencé a caminar.
Steven: No… espera.- yo me detuve y lo mire-. ¿Tu… Eres virgen?
Carrie: ¿Qué?, ¿Realmente crees que voy hablar de algo tan privado… contigo? 
Steven: Solo es una pregunta.
Carrie: No voy a responderte. Te dejo en la libertad de que imagines si soy… o no. 

Le sonreí y me comencé a caminar. No iba a decirle si lo era o no, era un completo desconocido con el cual solo había tenido un par de conversaciones. Tome un taxi y este me llevo hasta la casa, al llegar le pague y baje del auto. Entre a la casa y vi a mi madre, hablar por teléfono, ella colgó cuando me vio.

Carrie: ¿Pasa algo?
Mama: No, nada. ¿Tienes hambre?
Carrie: Un poco.
Mama: Ve a cambiarte y baja a comer. –sonrío.

Eso hice, cuando subí a mi habitacion deje el bolso en el piso y camine hacía la jaula de Adler el pequeño roedor. 

Carrie: Prefiero besarte a ti, cosa hermosa. –sonreí


* * *

Las semanas pasaron y pasaron. Las cosas no habían cambiado, Steven, me hacia una broma y yo me vengaba. Una vez coloco pegamento en mi silla y yo afloje una pata de su silla, no dejábamos de hacernos cosas aunque me divertía. 

Axl: ¿Qué le harás hoy?
Carrie: No tengo más bromas. Además los profesores sospechan. –Guarde mis cuadernos-. La próxima semana.
Izzy: Fue divertido cuando se cayó de su silla.
Carrie: Lo sé -Sonreí 

Los chicos se fueron y yo Salí minutos después del salón. En el jardín vi a Kate besándose con Steven, eso me producía asco. Steven, se alejó de ella al verme y yo camine hacia otro lado sin saber lo que hizo después. Saque mi teléfono y me senté en el césped, mire hacia atrás y vi a Steven acercarse. 

Steven: ¿No responderás la pregunta que te hice ayer?
Carrie: No. –dije concentrada en mi teléfono.
Steven: ¿Miedo? –Se sentó a mi lado-. ¿Es por miedo?
Carrie: Claro que no. No te tengo miedo, Adler. 
Steven: Oh claro. 

Nos quedamos un rato en silencio, guarde mi teléfono y seguí mirando al frente. Steven, tomo mi rostro y lo giro haciendo que lo mirara. No dijimos nada ninguno de los dos, y vi como él se acercaba poco a poco hacia mí. Unió nuestros labios en un magnifico beso…

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!