Capitulo 18

197 21 0

Al llegar a casa por suerte mi madre no estaba y mi padre… mucho menos. Subí a mi habitacion y me tire molesta en la cama. ¿Cómo es que estaba comenzando a parecerme lindo?, el sólo quería llevarme a la cama, sólo eso. Yo sólo iba a ser una más, otra en su lista de las chicas con que se ha acostado. 

Me levante y decidí tomar una ducha, eso me relajaría. Al salir me coloque un short y una camisa de tirantes. Baje a la cocina y mientras buscaba algo de comer vi el reloj, eran las cinco mi madre llegaría pronto. Salí de la cocina y me senté en el sofá y no podía dejar de pensar en lo que paso en la mañana. El timbre sonó haciendo que me levantara, tal vez mi madre olvido las llaves. Camine hacia la puerta y abrí.

Carrie: ¿Te has equivocado de casa?, oí que milena vive en la otra calle. –sonreí.

Steven: no seas chistosa, Carrie. ¿Puedo pasar?

Carrie: Déjame pensarlo… ohm….¡No!

Intente cerrar la puerta, pero obviamente él tenía más fuerza. Una vez que logro entrar yo camine hacia el otro lado de la sala y sabía que él estaba siguiéndome.

Carrie: Lárgate Adler.

Steven: No voy a irme, Carrie. –Se acercó a mí-. Tú y yo debemos hablar.

Carrie: ¿Sabes una cosa?, no lograras llevarme a la cama, Steven. No soy tan idiota como las otras.

Steven: ¿Crees que quiero eso? ¿Crees que por eso te busco?

Carrie: ¿Por qué otra cosa sería?

Steven: Eso es lo que quiero decirte, Carrie. 

Carrie: No quiero escucharte, ni siquiera voy a creerte. 

Steven me tomo las manos para que evitara golpearlo. Estábamos tan cerca como otras veces y su mirada bajaba a mis labios. 

Carrie: suéltame. 

Steven: No, Carrie. 

Mi pecho subía con gran velocidad por lo acelerada que estaba mi respiración. Steven, se acercó a mi mejilla y la beso, poco apoco fue bajando hacia mi cuello. Sin que él se diera cuenta cerré los ojos y evite gemir. 

Carrie: Mi madre… está por llegar. Vete Steven.

Steven: Quiero que me escuches. Carrie Yo…

Justo en ese momento escuchamos la cerradura de la puerta. Steven, me soltó y se alejó de mí, la puerta se abrió y por ella entro mi madre.

Mamá: No sabía que había visitas

Carrie: Sí, pero ya se va. –sonreí.

Steven: Si, ya me voy. –me miro-. Nos vemos luego.

Carrie: Adiós.

Él se fue y yo me quede ahí parada mirando a mi madre. Ella cerró la puerta y sonrió.

Mamá: Es lindo el chico. 

Sonrió y camino a la cocina. ¿Todos me dirían que es lindo?. Cuando ella se fue respire y me calme un poco. Me ponía muy nerviosa que Steven estuviera así de cerca.

* * *

Carrie: ¿Podemos hablar?

Izzy: Claro. 

Carrie: Sobre lo de ayer, Izzy. –suspire-. Creo que te mentí.

Izzy: ¿Por qué lo dices?

Justo en ese momento Steven, paso por mi lado junto a Slash. Me miro y yo volví a mirar a Izzy, quien estaba esperando que le explicara. 

Carrie: Creo que… me gusta. –me sonroje.

Izzy: Lo sabía. –sonrió-. ¿Por qué no querías decirlo?

Carrie: izzy, es Steven Adler. Sabes todo lo que nos hicimos cuando llegamos, nos odiamos al instante.

Izzy: Nunca se odiaron. Solo era una forma para ocultar lo que sentían.

Carrie: No estamos seguro de que él sienta lo mismo. –suspire.

Izzy: Yo creo que sí. Lo digo por la forma en que te mira, Carrie. –sonrió.

La forma en que me mira era igual a cualquiera. El timbre sonó e izzy y yo comenzamos a caminar hacia el salón. Al entrar lo vi sentado en su puesto, y lo mire. Sus ojos fijos en mí y en ese momento pensé en lo que me había dicho Izzy. Camine hacia mi puesto y me senté, a mi lado se sentó Izzy. 

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!