Capitulo 31

173 20 0

Al menos Steven no tomo mal lo de la chaqueta de Axl, aunque por la mueca que hizo sé que le molesto un poco. Steven me beso y luego se fue con Slash. Volví a la mesa y me integre a la conversación de los chicos.

* * *

Por fin la hora de la salida había llegado. Axl se ofreció a llevarme, pero tuve que salirme que me iría con Steven. Caminamos hacia el estacionamiento y ahí me quite su chaqueta y se la entregue.

Carrie: Gracias. –sonrió.

Axl: No me agradezcas Carrie. –Paso delicadamente su mano por mi rostro-. Se acerca tu cumpleaños.

Carrie: Así es. No quiero sorpresas Axl. –Él río-. Hablo en serio. 

Axl: Esta bien, Esta bien. 

Él se acercó cuidadosamente y dio un beso en mi mejilla. Cuando se alejó de mí y me regalo una sonrisa. Mire hacia la puerta y vi a Steven, venia caminando hacia mí.

Axl: Nos veremos mañana Carrie. –sonrió.

Carrie: Claro. Adiós.

Axl: Adiós.

Axl miro a Steven –quien ya estaba cerca de mí- y comenzó a caminar hacia su auto. Una vez que alejo mire a Steven, este no le quitaba la mirada de encima a Axl. 

Carrie: ¿Nos vamos?

Steven: Sí. –dijo serio.

Me monte en el auto y espere a que el hiciera lo mismo. Cuando se montó no me miro, sólo encendió el auto y arranco rápidamente. Ninguno de los dos hablaba y sabía que a él le había molestado el beso que me dio Axl en la mejilla. Cuando la luz cayó en roja decidí romper el silencio.

Carrie: Steven… -él no me miraba-. ¿Qué pasa? 

Steven: No pasa nada. 

Carrie: Mírame. –él me miro y clavo esos hermosos ojos en los míos-. ¿Acaso estas celoso?

Steven: Mucho. –Pensé que lo negaría, pero no-. Me hierve la sangre cada vez que te veo con él.

Carrie: Steven… -el me interrumpió.

Steven: ¿Cómo te sentirías tú si me acerco a Kate y que casualmente me sentiría confundido?

Me provocaría arrancarle la cabeza a la Kate y patearla. Quisiera tomar a Steven de la mano y dejarle claro a esa idiota que era mi chico.

Carrie: Me sentiría mal. –suspire.

Steven: Bueno… así me siento.

La luz cayo en verde y él arranco. Por el camino que tomo supe que íbamos a su casa. En el resto del camino no dijimos nada más. Entendía lo que sentía Steven porque me sentía así cuando Kate se acercaba a él. Estaciono su auto y ambos bajamos de el. Steven camino apresuradamente hacia la puerta, pero se detuvo y me miro. 

Steven: Quiero estar esta tarde contigo. –Suspiro-. No puedo pelear contigo. –Tomo mis manos.

Carrie: Tampoco puedo estar molesta contigo.

Me tomo de la cintura y juntos comenzamos a caminar hacia la casa. Al entrar nos sentamos en el sofá.

Steven: ¿Te gusta la playa? –dijo mientras acariciaba mi hombro.

Carrie: Por supuesto, Steven. –sonreí.

Steven: Bien. Iremos en tu cumpleaños. –yo lo mire-. No quieres sorpresas así que ya te dije a donde iremos. –sonrió. 

Carrie: Al menos no será sorpresa. –reí-. ¿Solos tú y yo?

Steven: Sí. Quiero que estemos juntos ese día. –Deposito un beso en mi mejilla-. Y me encanta el lugar que escogí. 

Pensar que cuando lo conocí me pareció el chico más patán e imbécil y ahora… ahora estoy aquí en sus brazos. Lo odiaba un poquito… solo un poco, pero creo que podemos utilizar la teoría del… “Odio al amor hay solo un paso”. Me levante del sofá y el me miro confuso. 

Carrie: Quiero… divertirme. –sonreí.

Steven: ¿Divertirte? 

Carrie: Sí.

Me senté en las piernas de Steven y creo que fue solo cuestión de segundos para que entendiera. Me acerque a sus labios y solo los roce. 

Carrie: Jamás me imagine que yo hiciera esto contigo. –Dije mirándolo fijamente a los ojos-. Pero sin dudas la vida da muchas vueltas. 

Steven coloco sus manos en mi cintura y me acerco a él. esta vez me acerque para unir nuestros labios. 

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!