Capitulo 12

208 22 0

Brooke: ¿Se van a separar?

Carrie: Eso dijeron. –tire mi bolso en el piso.

Brooke: ¿Cómo te sientes?

Carrie: No me importa. –Ella abrió sus ojos-. Bueno… me dolió cuando me lo dijeron, pero es problema de ellos. No puedo rogarles para que no lo hagan, no me escucharían.

Brooke: Supongo que sí. 

Carrie: Además tengo una edad suficiente para comprender que… tal vez tienen sus motivos. Además no todo puede ser para siempre… nada dura para siempre. 

La profesora de física entro y todos nos quedamos en silencio. Mi mirada estaba perdida por la ventana, aunque nadie lo notaba. 

Steven: Hey. –lo mire. Estaba sentando a mi lado-. ¿Sucede algo?

Carrie: Nada que deba decirte.

Steven: Creo que es solo a mí a quien tratas mal. 

Carrie: No. –El sonrió-. Solo a ti y a Kate. –sonreí.

Steven: Oh, entonces gracias.

La profesora nos miró y nosotros miramos a otro lado. La profesora volvió anotar en el pizarrón.

Steven: Carrie, ¿No has escuchado a todos los chicos?

Carrie: No voy por los pasillo chismoseando, Adler.

Steven: Bueno…. No me la pasado “chismoseando”, pero todos los chicos quieren algo contigo. No solo los de nuestra clase, chicos mayores. 

Carrie: Son unos idiotas. Te aseguro que son puros babosos. –Puse mis ojos en blanco-. Además no estoy interesada en buscar novio.

Steven: No sé qué te ven la verdad… -yo lo mire-. No tienes un gran cuerpo. Es decir, hay chicas aquí con un cuerpo… -mordió su labio,

Carrie: No entres en detalles. Además créeme, no voy a morirme como las otras chicas porque me digas que no tengo un gran cuerpo. 

Steven: Sólo eres linda. –sonrió-. Y tus ojos son muy… lindos.

Carrie: Oh, pues ya sabes que me ven. –reí.

El resto de la clase nos quedamos en silencio. Aunque era molesto que Steven, me mirara tanto. Al sonar el timbre, tome mi mochila rápidamente y Salí del salón.

Axl: Hey, Carrie. ¿Estás bien?

Carrie: Sí 

Axl: Pensé que Steven, estaba molestándote. 

Carrie: No. Toda esta en orden, Axl. Iré a la cafetería, ¿Vienes?

Axl: te alcanzo luego.

Carrie: Esta bien.

Camine a la cafetería y me encontré con Kate. Esta murmuraba algunas cosas con sus amigas, con fastidiado camine hacia la mesa tratando de ignorarla. Me senté tranquila y tratando de controlarme, pero ella se acercó a mí.

Kate: supongo que dejamos algo pendiente. –dijo detrás de mí.

Carrie: No voy a golpearte, Kate. –me gire y la mire-. Es lo que quieres para llevarme con el director. 

Kate: Admítelo me tienes miedo.

Carrie: ¿Qué? –reí-. Oh, si te tengo mucho miedo. 

En ese momento llegaron, Duff, Izzy y Brooke. Kate, me miro y no dijo nada sólo se fue. Ellos se sentaron en la mesa.

Carrie: Cada día la odio más.

Duff: Cálmate. 

Carrie: Es que no la soporto. Camine creyéndose más que todos, muestra su cuerpo a todos los chicos y ¿Acaso no tiene más ropa?, es decir, siempre carga una mini falda que con suerte la tapa el trasero. 

Duff estallo en risas y luego todos lo seguimos. Una vez que dejamos de reír, nos calmamos un poco.

Duff: Bueno ya. Carrie, habrá una fiesta el próximo sábado.

Carrie: ¿En dónde?

Duff: Aquí. Es para ayudar a los chicos que se van a graduar este año. –Hizo una mueca-. ¿Vendrás?

Carrie: si ustedes vienen, encantada vendré. 

Unos minutos después el timbre sonó, salimos de la cafetería y comenzamos a caminar hacia el salón. Cuando me senté, un chico que no había visto, o del cual ni siquiera me había fijado de su presencia, me invito al baile. Iba a aceptar pero recordé lo que dijo Steven, así que mentí diciendo que no vendría. El chico se alejó y yo mire al frente, sé que los chicos de esta escuela son muy creídos y que todos –o la mayoría-, solo quieren llevarse a las chicas a la cama. Y en el que menos debo confiar es en el creído pero… lindo, Steven Adler.

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!