Capitulo 41

147 18 1

En toda la cena estuvimos en silencio. Aun no creía que estuviera aquí, en la playa, sentada con Steven Adler. Quería estar molesta por el bebe, por prepararme esta sorpresa, pero se me hacía imposible. Él sirvió un poco de vino en mi copa y sonrió. 

Carrie: ¿Cómo el embarazo de Kate? –dije y bebí un poco de mi copa. 

Steven: Va bien. –dijo sin dejar de mirarme.

Carrie: ¿Van… Van a casarse? –dije e inmediatamente se me hizo un nudo en la garganta.

Steven: No. no queremos un matrimonio sin amor, así que no. 

Bebí de nuevo de mi copa y mire a otro lado. Por alguna razón me había alegrado saber que no se casarían, aunque igual el no estaría conmigo. Aunque no se casaran no lo quería conmigo por el simple hecho de que él debía estar con su bebe. 

Carrie: Ya debo irme a casa. –Dije luego de un largo silencio-. Ya es tarde.

Steven: Te llevare. –se levantó de la mesa.

Carrie: No hace falta. 

Steven: claro que sí. No dejare que te vayas a las doce de la noche sola. –sonrió-. Yo te llevare.

Era una tontería que intentara discutir con él. Me levante de la mesa y comenzamos a caminar por la playa para poder llegar a su auto. Steven se detuvo y yo hice lo mismo, lo mire y el sonrió.

Carrie: ¿Qué pasa? 

El solo se acercó lentamente hacia mí. Entrelazo nuestras manos y nuestras miradas se conectaron. Su mano libre se posó en mi cintura y me acerco más a él.

Carrie: Steven… se lo que tratas de hacer. –susurre.

Steven: ¿Ah si?

Carrie: Sí. Por favor, no lo hagas. 

Mi piel se erizo al sentirlo tan cerca de mí. Deje de mirar sus ojos y baje mi mirada hacia sus labios. Sentía ganas de besarlo, pero no podía hacerlo. Steven se alejó de mí y aun con nuestras manos entrelazadas comenzamos a caminar. Llegamos al auto y ambos nos montamos. El camino fue silencioso, él iba concentrado en la carretera y yo… yo miraba por la ventana. 

Al llegar el estaciono el auto frete a mi casa y antes de bajarme lo mire. Debía agradecerle por esta noche, el lunes todo volvería a ser igual. Él por su lado y yo por el mío. 

Carrie: Gracias, Steven. –Él sonrió-. Todo fue… hermoso. 

Steven: Temía que no te gustara. 

Carrie: Fue lindo. –sonreí-. Bien… me iré. 

Steven: Carrie. –dijo antes de que bajara.

Carrie: ¿Si?

Steven: Te amo. –sonrió-. Te amo y… esa es la verdad. 

Él me dio un beso en la mejilla y yo baje del auto sin decir nada. Al entrar a casa subí a mi habitacion y me apoye en la puerta. ¿Por qué tuvo que decirlo? ¿Por qué?. Todo estaba tan bien, había sido una noche maravillosa.

* * *

Carrie: ¡Brooke! ¡Deja de correr! –Grite mientras la perseguía.

Brooke: ¡No! ¡Quieres matarme! 

Carrie: ¡No!

Entonces Choco con Duff y él la detuvo. Cuando la alcance respire profundo para poder hablar. Habíamos corridos por todos los pasillos desde hace unos… unos diez minutos. 

Carrie: G-Gracias… -mi pecho subía y bajaba rápidamente. 

Brooke: ¿Gracias? Espera, ¿No vas a matarme?

Carrie: No. Bueno al principio quería, pero después… no. –sonreí-. Todo fue muy lindo.

Brooke: Todo fue su idea. –sonrió.

Carrie: Lo sé. 

El timbre sonó y comenzamos a caminar a nuestro salón. Aún seguía cansada por haber corrido detrás de Brooke. Al llegar al salón me senté a lado de Izzy y le conté lo que había pasado la otra noche. El escuchaba atento y sorprendido.

Izzy: Adler te quiere, Carrie.

Carrie: Lo sé, pero él va a tener un bebe con Kate. 

Izzy: Te quiere y es lo que cuenta. –sonrió.

La profesora entro e Izzy y yo tuvimos que hacer silencio. 

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!