Capitulo 2

276 28 1

El profesor me hizo una seña y yo tome mi lugar. Observe a la chica y vi que seguía sollozando. Me parecía estúpido que las personas se metieran con las chicas tímidas, estoy segura que la de cabello rojo salía excelente y ellas tenían envidia. Anote la clase y trataba de prestarle atención, pero todo era más interesante. Con solo observar a los chicos de la clase podía describir como eran. Algunos tímidos, otros deportistas, otros soñadores, algunos estudiosos, las putas y… los mujeriegos. Estos últimos van de la mano porque son iguales. 

Al terminar la clase me acerque a la chica que había defendido. Ella estaba con dos chico más, supongo que sus únicos amigos. Ella me miro y sonrió.

Carrie: ¿Estas mejor?

X: Si. Gracias. –sonrió.

Carrie: ¿Cómo te llamas?

Brooke: Me llamo Brooke. 

Carrie: Mi nombre es, Carrie. Aunque ya sabes soy la nueva. –sonreí-. ¿Suelen molestarte siempre, verdad?

Brooke: a veces es mejor no prestarle atención. –se encogió de hombros.

Carrie: No, no puedes dejar que las personas te pisoteen. Debes pisotearlos tú a ellos. –los chicos rieron-. Bueno… es todo por este puto día. No dejes que te pisoteen.

Brooke: Tomare tu consejo.

Tome mi bolso y Salí del salón. Mientras caminaba por el pasillo hacia la salida pude ver a… Steven coquetear con una chica que no era la pelo negro. Pase por su lado y camine como si no lo hubiera visto. Alguien me tomo del brazo.

Steven: Tienes muchas agallas. –sonrió. Me soltó y yo lo mire-. Nadie enfrenta a Kate. 

Carrie: Algún día alguien lo haría. ¿Quién es la chica? ¿Otra víctima?

Él se rasco la barbilla y sonrió. Debo admitir que se vio seductor cuando hizo eso.

Steven: Es una amiga… -la miro.

Carrie: Claro. 

Lo deje ahí y seguí caminando. Estaba a punto de llegar a la salida cuando el volvió a detenerme.

Steven: Nena, tienes una actitud de la mierda.

Carrie: Mi nombre es, Carrie Fiennes, no “Nena”. ¿Entiendes?, y si esa es mi actitud. ¿Puedes quitarte?, quiero irme.

Esta vez avance más rápido y Salí del colegio. Camine y pare un taxi, aun no tenía edad para conducir y dudo que mi Madre, quiera darme un auto. Una vez que el auto estaciono fuera de mi casa, le pague y baje. Saque las llaves y abrí.

Mamá: Que tal tu primer día. –dijo por encima de la revista que leía. 

Carrie: Del asco. Pero no estoy en problemas, no te preocupes no estoy en problemas.

Mamá: Hay algo de comida, si quieres comer.

Carrie: Primero tomare una ducha. 

Subí las escaleras y entre a mi habitacion. Este fin de semana vendrían mis abuelos por parte de papá y eso no era algo que me pusiera feliz. Jamás olvidare cuando era una niña e iba ilusionada a su casa y solían decirme cosas hirientes. Ahora que se defenderme me hago la sorda ante sus comentarios. Tome una ducha y me coloque un Short y una camisa de tirantes, baje a la cocina y me senté a comer. Espero y mañana sea un día mejor, que el de hoy. Al terminar de comer, subí a mi habitacion y tome mi teléfono, había olvidado llevarlo a el colegio. 

* * *

Izzy: ¿Sabes?, te has ganado un boleto seguro a la lista de personas que odia Kate. –él era mi compañero de trabajo.

Carrie: ¿tiene una lista?, que gusto estar en ella. –el rio.

Izzy: Casi nadie se la lleva con ella. Aunque debo de decir que ella y Adler, son los populares. –hizo una mueca.

Carrie: Los plásticos. –sonreí-. Los tontos que se creen lindos por tener una linda cara.

Izzy: Exacto.

Termine de hacer el trabajo con izzy y lo entregamos. Brooke y uno de sus amigos discutían el tema, yo me acerque a ellos.

Carrie: ¿Cuánto esperan sacar?

Brooke: La mayor nota. –sonrió-. Subirá mucho mi promedio. ¿Y tú?

Carrie: Una promedia. –sonreí-. No es lo mío estudiar.

Kate: La defensora de los nerds. –Dijeron a mis espaldas-. Quedas perfecto para capitana de ellos.

Carrie: Y tu quedas perfecto para las capitas de las perras. 

Ella abrió su boca pero no dijo nada. Se limitó a mirarme y se fue. Le hice una mueca a Brooke y Salí del salón. Camine por los pasillos para conocer un poco más este colegio y vi a Adler y a otra chica, casi comiéndose. Cuando se separaron él le coloco la mano en el trasero, era una puta más. El me miro y yo seguí mi camino, me senté en uno de los pasillos y saque mi teléfono. 

Steven: Loes teléfonos están prohibidos. –lo mire-. Nadie los tiene aquí.

Carrie: ¿Y?, no eres un profesor. 

Steven: No hay forma de tener una buena conversación, Carrie.

Carrie: La verdad… No.

Él sonrió y yo hice lo mismo. Si no fuera un idiota, mujeriego seriamos amigos. Pero conozco a los de su tipo y no me la llevo bien con ellos.

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!