XVII

3.6K 481 346

—Solo no puedo dejar de pensar en su cara, ¿sabes? —balbuceó Hannah mientras caminaba de un lado a otro ordenando el cuarto de Stiles rayando lo obsesiva en busca de algo que ponerse para dormir—. Quiero decir, debiste de ver cómo me miro. Parecía tan herida, Stiles, como si la hubiera golpeado. Dios, me siento fatal. Soy la peor amiga del mundo. Soy una perra, ¿cierto? —Hannah volteó a ver a Stiles y frunció el ceño—. ¿Me estás escuchando?

—¿Umm... qué? —tartamudeó Stiles. Al parecer su novia no estaba consciente de que se estaba paseando en ropa interior por su habitación, ni el efecto que esto provocaba en él. Hannah lo miró mal—. Lo lamento. Deja todo y ven aquí, ¿sí?

La chica tomó la primera sudadera de Stiles que vio y brincó a la cama a su lado, inmediatamente acurrucándose, su cuerpo amoldándose al de Stiles encajando perfectamente. Stiles pasó su brazo por los hombros de Hannah, acercándolo a él.

—¿Fui una perra? —preguntó Hannah.

—¿Quieres la verdad?

—Sí —susurró.

—Sí... Pero también creo que estabas asustada. Y sueles decir cosas así cuando estás asustada.

—Por supuesto que estaba asustada —admitió Hannah, escondiendo su rostro en Stiles—. Por ambos. Por todos. No sabía qué hacer. Por una parte Kira estaba en el piso inconsciente y Scott la llevaba en brazos y lo estaba quemando y Lydia y tú estaban encerrados y los Doctores y...

—Shh —la tranquilizó Stiles, pasando una mano por el cabello de la chica, acariciándolo tiernamente—. Todo salió bien. Lo hiciste genial.

—Excepto la parte donde empecé a gritarles como loca a mis amigos.

—Excepto esa parte —coincidió Stiles. Hannah suspiró, volteando a ver a Stiles mientras entrelazaba su pierna con la de Stiles y comenzaba a juguetear con los dedos de la mano de su novio.

—¿Cómo estás? —Preguntó Hannah, quedamente—. Escuché lo que hablaste con Scott y...

—No quiero hablar de eso —la cortó Stiles—. ¿Mañana, si?

—Solo quiero saber si estás bien —Hannah alzó la vista para verlo directamente a los ojos.

—Te amo —murmuró Stiles, evadiendo la pregunta. La chica lo miró fijamente unos segundos antes de asentir.

—Bien. Yo también te amo. Pero necesitas hablarlo con alguien, ¿sí? Y yo siempre voy a estar para ti.

—Lo sé —suspiró—. Últimamente te sientes como si fueras la única persona con la que puedo hablar.

—Entonces habla conmigo —rogó Hannah. Abrió la boca para hablar pero fue interrumpida por el padre de Stiles, quien golpeó la puerta dos veces con su puño.

—Chicos, a dormir —ordenó.

—Ya casi —gritó Stiles en respuesta, rodando para quedar de costado y viendo fijamente a Hannah, rostro contra rostro. Se vieron unos cuantos segundos hasta que la rubia cedió, derrotada y dándole un beso en la punta de la nariz de Stiles se separó de él y se acurrucó para dormirse a su lado.

 🌙🌙🌙🌙🌙

—Fui una perra —dijo Hannah, el lunes en la mañana, obstruyéndoles incómodamente el paso a Scott y a Kira—. Stiles me hizo escribirles unas cartas de disculpas, así que...

—¿Está bien? —respondió Scott, su tono sonando más como si fuera una pregunta que como una respuesta. Comenzaron a leerla y cuando apenas terminaron, Hannah se apresuró en hablar.

Breaking /Teen Wolf |running#4|¡Lee esta historia GRATIS!