XXXV

2.9K 513 437

Stiles había seguido a Parrish, y tal como Hannah le había indicado no se metió en su camino. Simplemente lo observó, viendo cómo se llevaba el cuerpo de Corey. Llamó a todos, pero nadie respondió. Ni Hannah, ni Lydia, ni Malia ni Scott. Estaba solo en esto. Así que en contra de todos sus instintos llamó a Theo.

—Perdón, vine tan rápido como pude —se excusó Theo, llegando en una camioneta.

—Tenemos que irnos, ahora. Parrish tiene los cuerpos.

—Está bien, espera. Stiles, espera.

—Parrish está afuera y tiene los cuerpos. Hay que encontrar a Scott y a Hannah y decirles.

—¡Stiles! —Gritó Theo, antes de decir más suavemente—. No creo que Scott quiera hablar contigo ahora.

—Sí, gracias. Soy consciente de eso, no importa. Necesita saber sobre esto. Hannah lo ayudará a entrar en razón.

—Stiles... Scott no quiere hablar contigo —Stiles se detuvo, sospechoso. Theo sacó de su bolsillo la credencial de Stiles y la de Hannah de la biblioteca—. Pero creo que tu papá sí.

—¿Qué hiciste? —preguntó Stiles, lentamente.

—Tu papá estaba preguntando por ti. Y en su lugar, me encontró a mí.

—¿Dónde está? —exigió saber. 

—Yo te cubrí. Esto estaba resuelto —señaló las tarjetas—. Para ambos. Hannah y yo hicimos todo por ti. Te hicimos una coartada, Hannah quemó todo... Pero tú tenías que tirar las tarjetas. Tu único trabajo. Supongo que hasta el hijo de un policía puede cometer errores.

—¿Lo lastimaste? —dijo, ansioso.

—Nunca mentí sobre por qué vine a Beacon Hills —respondió Theo, evadiendo su pregunta—. Estoy aquí por una manada. Vine por la mujer coyote, cuyo primer instinto es matar. Vine por la banshee, la chica rodeada de muerte. Vine por la kitsune oscura. El hombre lobo con problemas de ira. Vine por la Beta perfecta, que haría todo por su manada aunque tuviera que despedazar todo el lugar. Vine por Void Stiles. Esa es la manada que quiero. Desafortunadamente, eso no incluye a Scott y en este punto no estoy seguro si a Hannah —Theo y Stiles estaban a escasos centímetros de distancia, ambos en posiciones defensivas y tensos—. Tus latidos cardíacos están aumentando —observó— . No es porque tengas miedo. El nogitsune se ha ido... Pero tú todavía tienes más sangre en las manos que cualquiera de nosotros. Casi tanto como tu psicópata novia.

—Estoy a punto de tener más —amenazó Stiles. Sus ojos brillaban de tal manera que convencía de lo que decía. Estaba furioso. Todo este tiempo había estado en lo correcto, pero nadie lo había escuchado.

—Te haré una oferta diferente a la de Hannah —la mención de ella realzó el interés de Stiles. Theo sonrió—. A ella, le di dos opciones. Ayudar a tu padre o ayudar a Scott. Vamos, no hay que ser un genio para saber que la chica iba a ir corriendo con Scott. Lo sigue como perra faldera. Verás, Liam tiene un tanto de instinto asesino hacia Scott, ¿tú crees que Hannah permitirá que le haga daño? Pero por otra parte, ¿no crees que Hannah preferiría morir con tal de que Liam o Scott no lo hicieran? En cambio, probablemente tu padre este solo en estos momentos y tú puedes ir a ayudarlo si prometes no ayudar a Scott ni a Hannah. Digo, si alguno de los dos siguen vivos siquiera.

Fue suficiente. Stiles le dio un puñetazo a Theo con todas sus fuerzas justo en la cara. Theo comenzó a reír.

—¡Ahí está! —Gritó—. Ese es Void Stiles. Se sintió bien, ¿no es así? —Stiles volvió a golpearlo con su puño, ésta vez con tanta fuerza que lo tiró al piso. Theo escupió sangre—. Pero tú no puedes perder a tu mejor amigo. Aunque ambos sabemos que nunca lo necesitaste.

Breaking /Teen Wolf |running#4|¡Lee esta historia GRATIS!