II

5.8K 599 362

—Y luego —siguió contando Hannah, moviendo sus manos conforme hablaba—. Lo estrellé contra el suelo con toda mi fuerza, encajé mis garras en su pecho y le arranqué el corazón con mis propias manos. Aún estaba latiendo cuando lo tomé. Sangre se derramaba por doquier y... Liam, ¿me estás escuchando?

—Ya me quiero ir —se quejó Liam, quien estaba encadenado a un árbol. Hannah le sonrió.

—Amigo, yo no hago las reglas. Scott dirá cuando ya ha sido suficiente.

—¡Ya fue suficiente! —gritó Liam lo suficientemente alto como para que Scott y Stiles, quienes estaban donde habían dejado el Jeep a unos cuantos metros, lo escucharan.

—¿Puedes callarte? Intentamos tener una conversación adulta por aquí —gritó Stiles en respuesta. Segundos después, Scott y él aparecieron, caminando hacia ellos.

—Son solamente dos años más grandes que yo. Y estoy bien, solo suéltenme. Hannah, diles que me suelten —Hannah suspiró, odiaba cuando Liam la ponía en esa situación. Se sentía como la madre del chico.

—El niño sabe comportarse o algo así, yo digo que estará bien —opinó la rubia. Scott volteó a verla dudoso y ella asintió, como si estuviera diciéndole que estaría bien. Scott se acercó y abrió las cadenas que ataban a Liam al árbol. Éstas medidas no eran injustificadas, ya que era luna llena y Liam aun tenía problemas para controlarse.

—No es que no confiemos en ti —se disculpó Scott mientras lo desencadenaba.

—Es que yo no confío en ti —exclamó Stiles.

—Pero después de la última luna llena... —siguió Scott.

—Fue un desliz —suspiró Liam—. Además, Hannah estaba ahí supervisando todo.

—¿Un desliz? Una docena de llamadas al Departamento del Sheriff sobre un "chico lobo monstruoso" desnudo y una chica rubia semidesnuda corriendo por todo Beacon Hills. ¿Eso es un desliz? ¿Correr desnudo con mi novia? —preguntó Stiles, incrédulo, cruzándose de brazos. Hannah se deslizó hasta su novio y pasó sus brazos por su cuerpo, rodeándolo, recargando su cabeza en su espalda.

—Hacía mucho calor —se intentó defender Hannah, aunque sabía que era una causa perdida—. Y no paso nada, sólo queríamos correr.

—¿Desnudos?

—Yo no estaba desnuda, casi pero no. Liam lo propuso y no le vi nada de malo a la situación.

Liam sonrió engreídamente con los ojos soñadores, como si estuviera reviviendo el momento. Stiles gruñó en voz baja.

—Por supuesto que lo hizo —estaba molesto. No precisamente con Hannah, porque sabía que a pesar de tener buen ojo para descubrir cosas, era completamente ignorante de que le gustaba a Liam, tal vez incluso más que gustar. Seis meses habían pasado y los sentimientos del chico hacia ella no parecían haber disminuido, por el contrario, cada vez la seguía más como perrito faldero. Lo odiaba. Odiaba que Hannah no se diera cuenta y lo alentara sin querer. Estaba a punto de añadir algo cuando sintió la mirada de Scott sobre él, volteó a verlo y éste negó con la cabeza. No era el momento.

—Liam está bien, no volverá a pasar —volvió a insistir Hannah, mirando confusa el intercambio de miradas entre Stiles y Scott, malinterpretándolos—. ¿Cierto, Liam?

Liam asintió energéticamente.

—¿Tienes control completamente? —preguntó Scott.

—Completamente y totalmente —aseguró Liam. Stiles guardó las cadenas y comenzó a caminar hacia su Jeep, Scott le siguió pasando su brazo por los hombros de su amigo. Hannah esperó a que estuvieran a una distancia segura para lanzarle su bufanda a Liam. Él la atrapó, confundido.

Breaking /Teen Wolf |running#4|¡Lee esta historia GRATIS!