XVIII

3.3K 485 397

Hannah supo que algo estaba mal. Lo supo aunque estuviera a kilómetros de distancia de Scott, él estaba molesto con ella. Stiles notó como la chica se tensaba de la nada e inmediatamente dejó a un lado el cuaderno con su tarea.

—¿Estás bien? —le preguntó. Hannah le sonrió incómodamente y asintió. Stiles no le creyó ni un poco—. Hannah...

—Estoy bien, cosas de Beta —Hannah puso los ojos en blanco mientras se encogía de hombros restándole importancia al asunto. Sin embargo, el asunto le ponía los pelos de punta.

Supo que su temor estaba bien infundido cuando al llegar a casa de Lydia para todos leer el libro como habían acordado, Scott la miró fijamente. Todo el mundo sintió la tensión entre ellos como si pudiera ser cortada en ese preciso momento.

—Vamos a hablar —dijo Scott. Hannah, ni nadie, pasó por alto que no era una pregunta. Era una orden. Hannah perfeccionó su mirada aburrida y como si no le importara en lo más mínimo, soltó la mano de Stiles y siguió a Stiles al patio trasero de la casa de su amiga.

—¿Bien? —preguntó Hannah enarcando una ceja.

Scott intentó mirarla severamente pero conocía demasiado a Hannah como para no notar cómo a pesar de su postura defensiva y mirada bravucona movía nerviosamente su pie izquierdo y se mordía el labio denotando su nerviosismo. En cambio, suspiró cansado y se sentó al borde de la alberca de Lydia. Enrollándose sus jeans para no mojarse y quitándose los zapatos, metió los pies en el agua. Insegura de qué estaba haciendo exactamente, Hannah procedió a hacer lo mismo.

—Golpeaste a Theo... —comenzó a decirle Scott, quedándose callado sin saber qué más añadir.

—¿Así que la rata fue a quejarse con Mami Scott, eh?

—Hannah, no. ¿Ni siquiera vas a tratar negarlo?

—¿Por qué? No me lo preguntaste, no me pediste mi versión de la historia. Lo dijiste como si fuera un hecho y nada que diga va a hacerte cambiar, ¿cierto?

—¿Por qué lo golpeaste entonces?

—Nunca te he pedido nada y ésta será la última vez y la única vez que lo haga. Por favor, confía en mí. No te fíes de Theo. ¿No te parece una increíble casualidad que Theo haya notado el nombre de Valack y nos haya mandado a Eichen House casualmente cuando los Doctores decidieron entrar?

—¿Sabes lo que es la apofenia? —le preguntó Scott después de un rato de silencio. Continuó sin esperar la respuesta de su Beta—. Es ver patrones, conexiones o sucesos relacionados sin sentido alguno. Quieres creer que Theo está relacionado con esto y por lo tanto buscas cualquier excusa para...

—Víktor era un asesino, ¿sabes? Era una persona cruel y despiadada. Pero hasta él me hubiera creído. ¿Crees que me lo invento? ¿Que estoy sugestionándome? Bien, no te diré nada más ni volveré a tocar al precioso de Theo y me callaré mis palabras. Pero tienes una maldita suerte de que sea tu mejor amiga, porque si fuera solo tú Beta, ya me hubiera largado de aquí.

Hannah se paró en ese instante y empezó a caminar hasta la puerta cuando la voz de Scott la detuvo unos segundos.

—Hablo en serio, Hannieh —le dijo, en voz baja—. Si querías una manada como la de Víktor, hubieras buscado otro Alfa. Yo no que nadie salga herido, y si matas a alguien estás fuera de la manada. Aunque seas mi mejor amiga.

—Tienes razón —admitió Hannah—. Hubiera buscado otro Alfa —Hannah azotó la puerta al cerrar y no volteó de vuelta.

Breaking /Teen Wolf |running#4|¡Lee esta historia GRATIS!