XXVII

3K 458 211

—¿Tienes frío? —le preguntó Theo, luciendo genuinamente preocupado por Hannah, pero ambos sabían que era solo para mantener las apariencias con Hayden y Liam. No como si fuera eso necesario, ya que los adolescentes ya llevaban varios minutos besándose, ajenos a todo.

Hannah negó con la cabeza, mientras miraba por la ventana los otros automóviles pasar a su lado velozmente, apenas como ráfagas de luz en la oscuridad. Theo aprovechó un semáforo para quitarse la chamarra y ponérsela ante la mirada oscura de Hannah sobre los hombros de la chica.

—Estás en ropa interior.

—Qué observador de tu parte, Theo —murmuró Hannah en respuesta, sin embargo, adentró sus brazos en las mangas de la chamarra para mantenerse en calor y abrazando sus rodillas, cubrió sus pechos.

—No, observador de mi parte sería decir que tienes un pequeño lunar justo ahí... —Theo alzó su dedo, amenazando con tocar a Hannah. La rubia le gruñó.

—Inténtalo y te arranco el dedo con los dientes —Theo sonrió de lado y se mantuvo callado gran parte del camino.

🌙🌙🌙🌙🌙

Scott entró por la puerta de su casa, abatido. Mason y Malia estaban detrás de él, aunque ninguno se sentía tan mal como Scott. Su trabajo era proteger a estos chicos, le había hecho una promesa a Liam, y había fallado. Theo los había encontrado y no él.

Lydia estaba sentada en una esquina del sofá, Liam y Hayden estaban acostados profundamente dormidos ahí. Se sintió aliviado como nunca cuando vio que estaban bien. A salvo. Tal vez no los hubiera salvado él pero al menos estaban vivos. Theo estaba a unos metros de ellos, observando cuidadosamente a Scott.

—¿Hannah? —preguntó Scott en un hilo de voz.

—Inmediatamente fue a ver a Stiles —Scott asintió, no sorprendiéndole en lo más mínimo, sin saber qué más decir. Simplemente abrazó a Theo, agradeciéndole. Si no hubiera sido por él... no quería ni imaginárselo. Después de él, Malia y Mason hicieron lo mismo.

  🌙🌙🌙🌙🌙 

Hannah estaba inmóvil en la cama de Stiles, esperando a que éste saliera del baño. Sus ojos no podían despegarse del techo, analizando a Theo Raeken. Braeden le había dicho que le era difícil conseguir información pero que pronto la tendría. Hannah no podía evitar preguntarse qué tal vez pronto sería demasiado tarde. ¿Cuál eran los verdaderos motivos de Theo? ¿Por qué los había rescatado hoy? ¿Cuánto les costaría eso? ¿Qué relación tenía Theo con los Doctores? ¿Acaso Theo también era un experimento?

—Hola —murmuró Hannah en voz baja cuando Stiles salió del baño.

—Hola —dijo Stiles en el mismo tono—. ¿Cómo estás?

—Solo estaba pensando.

—¿En qué?

—¿Crees que los perros piensan en ladridos? —preguntó Hannah, intentando animarlo. Funcionó, pues Stiles rió quedamente, tomando lugar acostándose al lado de Hannah—. Estoy bien —continuó—. Ya estoy sanando. ¿Qué hay de ti?

—El Jeep se volteó, Hann —gimió Stiles.

—¿Qué? ¿Tú estás bien? —frenética, comenzó a buscar heridas en Stiles, gruñendo ante los moretones y raspones en su cuerpo.

Breaking /Teen Wolf |running#4|¡Lee esta historia GRATIS!