.31.

48 3 0

Elizabeth se acercó a William algo dudosa y le pidió si podían hablar un minuto.
-Yo...-dijo y miró sus pies, mientras pateaba una piedrita. No sabía por donde empezar, entonces las palabras llegaron y salieron con rapidez mientras sus ojos se llenaban de lágrimas.- Perdón, de verdad lo siento. Yo no quería que todo esto pasara. Es que prometiste que nada iba a pasar y tuve miedo. También me enojé con vos porque tenía que enojarme con alguien. Porque odiaba todo. Pero yo no te odio. Yo  te amo. Sos mi primo y te amo. William, yo no quiero ser una chica mala, yo quiero volver a ser como antes. Quiero que me quieras. Quiero que todo vuelva a la normalidad. Quiero olvidarlo todo. Pero no puedo porque te decepcioné. Yo no quería decepcionarte.
-Ya, ya.-dijo él, tomándola por ambos brazos.- Elizabeth, no pasa nada. Vení acá. Te amo, chiquita. Sos mi prima. No puedo creer que haya dejado que todo esto pasara.
La rodeó con sus brazos y ella inspiró profundo, llenándose de su aroma. Andy y los demás los miraban.
Pock aplaudió y Harold lo empujó.
-Arruinaste el momento, Logan.-dijo.
-Eh. Soy Pock.
Elizabeth rió y abrazó a William con más fuerza.
Esa noche, todos estaban animados durante en concierto, todos menos Scott. Al moreno empezaron a llegarle muchos mensajes de sus fans luego de eso. Nadie entendía que le pasaba y él, fastidiado de verla reír junto a su novio, publicó.

Elizabeth James, me pasa. Elizabeth y su manía de meterse en mi cabeza cada noche.

Lo borró tras unos segundos, pero ya era tarde. Demasiada gente lo había visto. Miró a la chica y se metió a la habitación dando un portazo. La había cagado, otra vez.
Elizabeth tomó su teléfono confundida y Pock, con quien compartía habitación, la miró con el ceño fruncido. Se sentó a su lado y le arrebató el teléfono.
-Voy a matarlo.-masculló y se aproximó al pasillo.- ¡Voy a matarlo! ¿Quién se cree que es?
Andy, William, Toby y Harold no tardaron en asomarse.
-¿Qué pasa?-preguntó Andy y vio una capa de lágrimas en los ojos de ella.
-Ese imbécil le fue con el cuentito a sus fans.-gritó él, fuera de sí.- Le dijo a todos que ella le pasaba ¿Para qué? Para que la insulten. Voy a golpearlo tanto que no va a volver a responder un mensaje en su vida.
Corrió fuera y ella quiso seguirlo pero Andy la rodeó con sus brazos con rapidez. Lo supo al instante, ella quería algo de alcohol aunque no lo admitiría. La presionó contra su pecho con fuerza y vio como Harold y William salían tras Pock.
Toby los hizo entrar a Andy y a Elizabeth a la habitación.
-¿Amor? -preguntó Andy.-¿Estás bien?
Ella volteó y se hundió en su pecho para luego rodearlo con sus piernas. Toby la miró y luego al chico, quien se veía aterrado.
-Yo no quiero que Scott me odie. Me siento mal odiándolo. Y no lo odio. Yo no lo odio, me da miedo pero no lo odio. No quiero que lo golpeen. Está tomando mucho y no sé que le pasa. Ustedes son sus amigos, no pueden dejarlo solo. Scott no está bien, tienen que hacer algo.
Elizabeth lloraba y Andy la aferraba con más fuerza.
-¿Qué es lo que sabes?-preguntó Toby, sabiendo que había más.
-Scott no está bien. Él los necesita. No dejen que le peguen. -suplicó ella.
Andy caminó hasta la cama y sentó con ella sobre sus piernas.
-Ya, amor. Ahora voy.
-No. Él va a pegarte.-dijo ella y lloró aún más.- Es mi culpa. Perdón. Perdoname. Yo no quería lastimarlo pero es que te amo. No podía darle lo que él quería y llegaste vos y... No quería que todo esto pasara.
-Scott está enamorado de vos, desde que tu relación con Andy empezó, antes de que todos se enterasen.-dijo Toby sorprendido y ella asintió, sintiendo como los brazos de Andy se tensaban a su alrededor.

¿Sueño o pesadilla?¡Lee esta historia GRATIS!