.25.

53 2 0

-¿Están vestidos?-preguntó Pock llamando a la puerta.
-Andate Pock.-dijo Andy mientras ella reía suavemente.- Voy a matarlo.
-Al menos preguntó.- rió ella.-Hubiera sido peor que entrara.
Él la miró y la besó con ternura para luego dejarla descansar en su pecho.
-¿Queres que salgamos hoy?-preguntó él.
-Creo que estamos yendo al revés.-observó ella y lo miró divertida.- Se supone que, si te acostas con la chica, es después de la cita no antes de invitarla.
-Podemos hacerlo como quieras.-rió él y ella sonrió para luego entrelazar sus dedos a los de él.- Salgamos los dos solos. Aunque me preocupa dejar el departamento en manos de...
-No se preocupen por mi.-gritó Pock.- Te remplazo en la pelea, Veneno. Hay que apaciguar las cosas. Les voy a decir que estas en rehabilitación así no joden por un rato.
-Pock, la próxima vez que quieras escucharnos, avisame. Así por lo menos agrego algún insulto hacia vos por metido.
-Yo también te quiero.-dijo y escucharon como la puerta se cerraba.
-Voy a llevarlo a la gira.-dijo Andy, y la miró riendo.- Me cae bien después de todo.
-Es Pock.-sonrió ella.- Voy a llamar a William. Me lo pidió.
-Agarra mi teléfono. -dijo él.- Creo que está por ahí.
Ella lo tomó y volvió a tirarse a su lado mientras él la rodeaba con sus brazos por la espalda, besando su hombro desnudo.
-Me arrepentí. Traeme a mi prima.-dijo William rápidamente.
-Hola, William, ¿Cómo estás? -rió ella.
-Mal. Te extraño. ¿Estás bien? ¿Les falta algo?
-Ella está bien.-le cortó Andy.- Está mejor acá que en la casa ¿No es así, amor?
Ella volteó y lo beso mientras reía suavemente.
-Demasiado amor.-interrumpió William.- ¿Qué estaban haciendo?
-Cocinando.-mintió ella haciendo una mueca.
-No se escuchan ruidos de cocina.
-Es que vinimos a hablar a la sala.-dijo ella.
-Ajam.-respondió.- Menos mal. En cinco minutos estoy ahí.
La llamada se cortó y ella estalló en carcajadas mientras corría al baño y Andy maldecía. Cuando el timbre sonó, ella salía del baño y Andy había preparado varios sándwiches. Ella abrazó a su primo y este sonrió al verla feliz.
-Pensé que me mentían. -dijo y ella entrelazo su mano a la de Andy.- Bueno... Hablé con los coordinadores de la gira. No fue difícil. Scott está en un bus aparte. Todo está arreglado para que dentro de dos semanas salgamos. Dos semanas mas. En cualquier momento me vengo a vivir acá.
-¿No confías en mi?-preguntó ella haciéndose la ofendida.
-No confío en ustedes dos juntos al cuidado de Pock.
-Mierda, Pock.-dijo ella y fue a buscar su teléfono.- Mentira exitosa. -rió al leer el mensaje.- Pero pelea perdida.
-¿Perdió? -preguntó Andy.
-Así como el alcohol servía para Veneno, las drogas le daban vida a Pock. Las dejó. Por eso ya no lo llaman.
-Por eso mintió diciendo que estabas en rehabilitación.
Ella asintió y William siguió comiendo su sándwich sin decir nada. No comprendía de que hablaban pero algo le decía que era mejor no preguntar porque eso solo lo haría preocuparse mas.
-¿Qué pasa?-preguntó Andy cuando ella miró el teléfono y se quedó muda. Ella le mostró el mensaje.

Veneno tiene que venir en rescate de Pock. El círculo quiere conocer a la chica que tan jodido trae a Quaquer.

¿Sueño o pesadilla?¡Lee esta historia GRATIS!