.24.

63 3 0

Al entrar en el departamento, ella volvía a vestir su ropa negra. Andy tomó su mano y ella volteó a mirarlo junto antes de pegar su cabeza al pecho de él. Este la rodeo con sus brazos y besó su cabeza.
-Whisky. -dijo Pock, dejando caer sus cosas en el sillón. Elizabeth asintió y Andy negó.- Ya sirvo.
-Amor...
-Solo uno.-suspiró ella y miró a Pock.- Solo uno.
Su amigo asintió y se acercó con un vaso lleno de whisky. Elizabeth agradeció con un gesto de su cabeza y dejó que el líquido quemara en su garganta.
-Por favor.-pidió Andy. Ella lamió sus labios y dejó el vaso sobre la mesa.
-¿Mejor?-preguntó Pock.
-Te juro que...-miró a Andy y suspiró sin decir nada mas.-Perdón amor.
-Veneno, esto es serio.-dijo Pock regresando del baño luego de unos minutos. Tenía su teléfono en la mano.-Quaquer te quiere esta noche en el círculo de Londres. Si te encuentran no vas a poder librarte.
-Maldito. -mascullo ella y por instinto buscó sus cigarrillos.
-No se puede hablar bien con vos.-se quejó.- Deja un poco.
Andy se puso de pie y se retiró a la habitación. Ella lo miró y suspiró. Fue a buscarlo dejando a Pock peleando al teléfono.
-¿Andy?
-No puedo.-dijo él.- Es demasiado. Te juro que intento pero no puedo verte así, no quiero verte así.
Ella suspiró y sacó los cigarrillos de su bolsillo. Miró a Andy, los sostuvo unos segundos y los arrojó por la ventana. Su novio abrió los ojos sorprendido y ella se arrodillo frente a él.
-No voy a negar que es una necesidad para mi tener una botella en mi mano y un cigarrillo entre los dientes pero... voy a intentarlo porque esta relación lo es todo para mi. Y no hay fiesta que valga si no te tengo cerca. Hoy no puedo asegurarte muchas cosas. No se nada sobre la vida y, lo único que me siento capaz de afirmar es que te amo y que no quiero perderte.
Él la hizo ponerse de pie y comenzó a besarla porque por mas que no entendiera muchas cosas sobre como ayudarla, el hecho que ella lo intentara lo era todo para él.

¿Sueño o pesadilla?¡Lee esta historia GRATIS!