Five

3.3K 126 1

Entro con timidez en la habitación, Jesús me mira y sonríe.

-Bueno, ven para acá. -Dice sentándose en la cama y me siento a su lado. -Aún sigo sin saber nada de ti.

-Es que no sé que decirte. -Contesto.

-Yo que sé. -Se ríe. -Cualquier tontería.

Empiezo a contarle como conocí a Angela, cómo es mi familia y mis amigos, lo que hago...

-No sabía que tuvieras un año más que yo.

-Ahora si lo sabes. -Respondo un poco más tranquila. Estoy tumbada en su cama, miro el reloj y veo que son casi las tres de la mañana. -Debería irme, es muy tarde.

-Quedate. -Me pide. -Por favor.

-No tengo pijama, ni nada Jesús. Además, ¿tu hermano donde duerme?

-En tu habitación con Ángela. -Responde obvio. -Venga... ¿Que te cuesta?

-Está bien. -Cedo. -Pero dejame una camiseta o algo para dormir.

-Ten. -Dice lanzándome una camiseta.

~~~

Me tumbo en la cama esperando a que salga Marina, estoy deseando verla. Simplemente por el hecho que le he dejado una camiseta que le quedará corta y podré tener mejor vista de ella.

No puedo evitarlo, necesito tenerla a mi lado y estar con ella, quiero que sea mía.

-¿Estas ya? -Le pregunto al ver que tarda en salir.

-¡No! ¡Me has dado una camiseta corta queriendo!

-Lo sé. -Respondo. -Pero es que no tengo otra.

-Si, ya... -Dice cuando abre la puerta. La veo salir y aunque sea corta no se le ve mucho el culo.

-¡Pero si no se te ve nada! Exagerada...

-No soy una exagerada. -Contradice. -Solo digo la verdad.

-Que sí, que sí. ¿Te quieres venir ya?

-Está bien...

Marina se tumba a mi lado y me acerco más a ella, sé que está nerviosa.

-Tranquila. -Susurro. -Que no vamos a hacer nada raro.

-¿Me lo prometes?

-Sí, lo prometo. -Digo y ella se esconde en mi pecho, empiezo a acariciarle su larga melena morena y nos quedamos así un rato hasta que se queda dormida.

-Descansa princesa. -Digo justo antes de irme a dormir.

~~~

Abro los ojos lentamente y me doy cuenta que sigo en la habitación de Jesús, menos mal que no hicimos nada anoche.

-Me giro y no veo a nadie en la cama, ni en la habitación. Bien Marina, te han dejado sola.

Cuando me levanto y voy al baño veo una nota en la mesa y la abro.

"Hemos tenido que salir para preparar el concierto de mañana, nos vemos para comer nena. JOM."

Me visto rápido y voy a mi habitación, cuando entro me encuentro a Ángela durmiendo con otra nota en la mesilla, sonrío y me meto en la ducha.

Ni un minuto más {Gemeliers}¡Lee esta historia GRATIS!