Forty Eight

1.8K 72 2

Salgo de la habitación que comparto con la Italiana para estar en el rellano un rato, no se ha callado joder. Se ha pasado las dos horas hablando de ellos.

-¿Qué tal? -Pregunta Jesus cuando sale de la suya.

-No se ha callado. Todo el rato hablando de vosotros y me iba a explotar la cabeza, porque hablaba medio italiano medio inglés y me enteraba menos. -Digo y él se ríe. -No te rías. -Digo dándole un codazo en el hombro y me abraza.

-Yo con el alemán no hablo, ¿nos lo cambiamos?

-Venga, ¿está bueno?

-O mejor. -Se ríe. -Dejamos a estos dos en una habitación y tú y yo en la otra. ¿Qué, te parece?

-Ni de coña Oviedo. -Le digo señalándolo con el dedo.

-En verdad si quieres, guapetona.

-Jesus. -Lo miro frunciendo el ceño a lo que él sonríe.

-¿Qué hora es?

-Las nueve, joder vaya aburrimiento. -Me quejo.

-A mí se me ocurre algo que hacer. -Dice sentándose en el suelo y hago lo mismo que el.

-¿Y qué es? -Pregunto.

-Quiero hablar contigo, y aclarar lo que ese día no pudimos hacerlo.

Sabía que este día llegaría, tarde o temprano habrá que hacerlo.

-Claro.

-¿Y ya está? -Dice y asiento obvia. -Joder pensaba que no querías hablar de eso.

-Prefiero hablar ya y zanjar el tema, creo que va a ser lo mejor para el resto del mes.

-Perdóname. -Me dice. -Por haberlo echo así, pero de verdad que necesitaba relajarme.

-Aún no entiendo como piensas que estabas así por mi culpa.

-Quizás no estoy preparado para tener algo serio con alguien. ¿Me explico?

-Si. -Admito. -Yo también pienso que dejarlo fue lo mejor.

-Marina. -Me llama y clava su mirada color café en mis ojos. -Que lo hayamos dejado no significa que deje de quererte.

-No lo hagas más difícil. -Le pido. -Ahora que todo iba bien.

-Bueno. -Dice pasando su mano por el tupé varias veces. -Que vaya bien lo dirás tú.

-¿Qué te pasa? -Pregunto preocupada.

-Sigo enamorado de ti, te he echado de menos.

Toma ya, esto no me puede pasar ahora joder.

-Vamos a zanjar el tema por favor. Porque después cuando volvamos a Sevilla se va a complicar todo.

-Lo sé, pero si me callaba, explotaba. Marina, ¿qué va a pasar entre nosotros?

-Nada, no va a pasar nada. -Respondo y entro en mi habitación.

~~~

Yo: La he cagado joder.
No sé qué hacer.

Dani: ¿Habéis hablado no?

Yo: Sí, no sé para qué.

Dani: Esta conversación tendría que suceder Jesus, tarde o temprano pasaría.

Yo: Lo sé.
¿Qué tal tu casa?
¿Algún español?

Dani: Español y Alemana. El español es majo.

Yo: Hablamos mañana, ¿vale?

Dani: No te comas mucho la cabeza 😘

Suspiro y me tumbo en la cama cansado.

-¿Estás bien? -Pregunta el alemán que no sé ni cómo se llama.

-No te enamores nunca.

-¿Era la chica esa? -Pregunta intentando ser amable.

-Sí.

-Es guapa. -Dice y sonrío. -Parece buena chica.

-Lo es. -Admito.

-¿Qué te pasa con ella? -Pregunta interesado.

-La fama, que es muy mala. -Suspiro.

-¿Eres famoso?

-En España sí.

Le explico un poco como ha sido mi historia desde que salimos en la voz kids y un resumen de todo.

Al final no va a ser tan malo este mes, y voy a recuperar a Marina sea como sea.

Ni un minuto más {Gemeliers}¡Lee esta historia GRATIS!