Two

3.7K 150 0

No puedo evitar de mirar a Marina. Le tengo envidia de la buena, pero es una persona increíble.

Hay cosas que no le he contado. He roto con Pablo, llevamos año y medio y por culpa de una gilipollas ha terminado todo. Se me aguan los ojos, es que todavía no lo tengo asumido.

-Tía. -Susurra Marina. -¿Te pasa algo? -Pregunta y asiento. -A ver...

Se levanta, me agarra del brazo y me lleva hasta la puerta de los baños para darme un abrazo.

-Suelta por esa boca.

-He roto con Pablo. Me estaba engañando con otra y... -Empiezo a llorar.

-Tranquila. -Dice limpiandome las lágrimas. -Es un gilipollas, ya verás lo bien que lo vamos a pasar este fin de semana nosotras dos solas en Madrid con los gemelos.

Hace que sonría y me quito las lágrimas.

-Pues eso, y quiero que cuando veas a Danisu le des un abrazo muy fuerte. ¿Vale?

~~~

De repente la puerta se abre dejando ver a Jesús, y en fin. No me acordaba que había ido al baño y como haya escuchado algo me muero de vergüenza.

-Hola. -Nos saluda. -¿Me dejáis pasar por favor?

Angela tira del brazo dejando sitio para pasar.

-Vale. -Dice ella. -Llevamos diez minutos y no hemos hablado con ellos. Ahora sientate y habla con ellos, que yo hablaré con Eva y Juan Carlos.

-Sí mi capitán. -Digo entre risas.

Volvemos a nuestros sitios, y cuando me siento me doy cuenta que los gemelos me miran fijamente.

-Eh... ¿Hola? -Pregunto.

-Me suena mucho tu cara, chica. -Dice Dani mirándome serio. -¿Te he visto antes?

-Puede. -Respondo haciéndome la interesante.

-Vale, eso es un sí. Es que me suenas muchísimo y no sé de qué.

-Te doy una pista. Empieza por G.

-¡Gemelier! -Grita rápidamente Jesus haciendo que medio avión le mande a callar.

-No hacía falta que gritaras Jesús. -Me río. -Te hubiera escuchado.

-No. -Dice Dani. -No es de eso. ¿Eres de Mairena verdad? -Pregunta y asiento.

-Ah. Tenéis un amigo que se llama Juanjo, ¿no? -Pregunto.

-Tú eres la famosa prima gemelier. -Sonríe. -¿Y cómo es que no te venías con el para vernos?

-No me gusta abusar de mi primo, además, me voy un fin de semana a Madrid a veros. ¿Os parece poco?

-Es una locura. -Ríe Jesús.

-Ya, pero una locura por amor.

Ni un minuto más {Gemeliers}¡Lee esta historia GRATIS!