Fiveteen

2.3K 98 2

Cierro los ojos una vez más debido a los gritos de la gente, me duele muchísimo la cabeza.

-Marina, ¿estás bien? -Pregunta Rocío preocupada.

-Sí, solo que esta noche no he dormido bien. -Miento y Angela me mira seria aguantandose la risa.

-Si es que has dormido algo porque vamos... -Susurra y le tiro la bola de papel albal que tenia en la mano.

-Callate. -Le ordeno seria. -¿Que hora es? -Pregunto.

-Las dos de la tarde. -Dice esta vez Ana que tenia el móvil en la mano.

-Voy a dar una vuelta, necesito despejarme de los gritos un poco. -Digo levantándome comprobando que tengo el móvil.

Una vez que estoy lo suficientemente lejos para que no me puedan escuchar llamo a Jesús.

-¿Quien es? -Pregunta.

-Caperucita roja no te jode. -Respondo riéndome. -Soy Marina.

-Ya, lo sé. -Se ríe. -¿Que tal va todo por ahí?

-Recuerdame que para el próximo concierto me lleve esparadrapo y le tape la boca a las gemeliers. -Digo y escucho como se ríe.

-Vamos, que tu también gritas. -Las defiende.

-Ya, pero tengo un dolor de cabeza impresionante y sueño. ¡Llevo aquí desde las nueve y cuarto de la mañana!

-Nosotros estamos entrando, ahora nos enseñaran todo esto, haremos las pruebas de sonido y entraréis las platinum. -Informa.

-A las cinco y media. -Digo sonriendo.

-¿Que numero eres? -Pregunta.

-80 -Respondo mirándome la muñeca.

-Joder.

-Supongo que la quinta fila o por ahí. Sí, subiremos la cartulina. -Digo antes de que lo diga y se echa a reír.

-Te tengo que dejar. Nos vamos a ensayr, luego te veo.-¿Estás mejor? -Pregunta Angela y asiento en modo de respuesta.

Las horas pasan bastante lentas pero entretenidas, nos hemos hartado de cantar y estoy ya casi sin voz. Ahora estamos a punto de entrar, acaban de pasar Ana y Rocío y ahora vamos Ángela y yo, los nervios me están matando por dentro.

-Hey. -Dice mi amiga cogiéndome del brazo. -Que ya les has visto, no estés nerviosa.

-Lo sé, no sé que me pasa de verdad. -Respondo intentando relajarme. -Pero que no puedo más.

El guardia de seguridad nos da paso y siento como me tiembla todo el cuerpo, me cuesta avanzar. Miro a Jesús que me mira sonriendo y le devuelvo una sonrisa tímida y comienzo a caminar hacia él un poco más decidida. Una vez que estoy delate suya es él el que me abraza a mí, y lo agradezco.

Apoyo mi cabeza en su hombro oliendo su perfume y nos quedamos así unos segundos.

-Te quiero. -Susurra en mi oído. -Te quiero como no he querido a nadie en mi vida Marina.

-Yo también te quiero. -Digo con un hilo de voz.

-¡Jesús! -Escuchamos a su madre. -Cielo ya se que os quedaríais así todo el tiempo del mundo, pero tienen que pasar muchas niñas más, y si os ven así, sospecharán.

Jesús me mira a los ojos pasando su mano por mi mejilla y deja un beso en mi frente.

-Que te quiero mucho. -Dice antes de que me vaya a abrazar a Dani.

Por suerte, los guardias me dejan que me haga una foto con cada uno y luego un par de fotos con los dos juntos, salimos y nada mas ver a mis amigas nos lanzamos a abrazarlas.

-¡Cambio de fotos! -Grita Rocío dandome su movil para que vea las fotos y el video que nos han heho a todas. -Dios Marina, esta foto es genial, le voy a hacer una captura.

Para el vídeo justo en el momento que me abraza Jesús y le hace una captura, la verdad que es preciosa.

-Vamos que las tuyas también son unas fotazas. -Digo devolviéndole el móvil.

-Ya. Son increíbles.

***

Conseguimos entrar en el recinto y estamos en cuarta fila, una más adelante que le dije a Jesús. Así que le hago una foto y se la mando.

Yo: ¡¡¡ Ya dentro !!!

Jesús: ¿Y qué tal va todo por ahí?

Yo: Perfecto, te echo de menos.

Jesús: En diez minutos salimos a las pruebas de sonido.

Yo: Antes, estaba nerviosa.

Jesús: Lo sé, te lo he notado. Por cierto, pasame las fotos por favor.

Yo: Voy.

Le mando las fotos y dejo el móvil, están a punto de salir.

***

-Bueno, y ahora vamos a hacer algo diferente. -Dice Dani sentándose en el filo del escenario.

-Diferente no, especial. -Le corrige Jesús.

Ángela me da la mano y apoya su cabeza en mi hombro.

-Vamos a sacar a cuatro chicas al escenario, en vez de dos. -Dice Jesús.

-¡Pero esto es solo hoy, ¿eh?! -Grita esta vez su gemelo.

Ángela y yo nos miramos, le conté lo que le dije a Jesús de la cartulina y me sonríe.

-Nos van a sacar. -Susurra. -A las cuatro.

Entonces sin que nos demos cuenta Dani se para delante nuestra y nos señala.

-Yo elijo a esas dos. -Nos dice. -¿Queréis? -Nos guiña un ojo y asentimos.

El guardia nos saca y subimos al escenario, junto a Ana y Rocío.

La canción empieza a sonar, sigo dándole la mano a Ángela mientras mi pulso amuenta cada vez más.

-No estés nerviosa. -Dice Jesús aprovechando que canta Dani.

-Esto es increíble, es una sensación única.

Ni un minuto más {Gemeliers}¡Lee esta historia GRATIS!