Thirty One

1.9K 74 0

Me levanto un día más sin ganas, miro el móvil y nada. Ninguna señal de ella.
Miro a mi hermano que hace lo mismo que yo y niega.

-Jesus, déjalo. -Dice mirándome a los ojos y mis ganas de llorar aumentan como estas semanas atrás.

Sin responder a mi hermano salgo de la habitación y bajo a la cocina a prepararme un vaso de leche.

-¿Cómo estás? -Pregunta mi hermano Juan Carlos entrando en la cocina y revolviéndome el pelo.

-No lo sé. -Me encojo de hombros. -No sé nada de ella.

-Dijo que te llamaría, no te desesperes.

-Han pasado casi tres semanas, y mañana es su cumpleaños. -Suspiro. -Es que no la quiero presionar joder.

-Bueno, me tengo que ir a trabajar. Qué tengas un buen día. ¡Adiós Dani! -Grita antes de salir de casa.

Mi hermano baja y se sienta a desayunar junto a mí en silencio.

-Jesus. -Me llama. -He estado pensando y... Lo mejor será que nos olvidemos de ellas.

Miro a mi hermano serio. Sería imposible hacer eso.

-Dani, tú puedes arreglarlo con Ángela. -Le animo. -Habla con ella.

Mi hermano me mira serio y le da otro bocado a su galleta.

-Voy a cambiarme.

Se termina la galleta que tenía entre manos y se va a cambiar.
Últimamente no solemos hablar demasiado, ni él ni yo. Lo de estas chicas nos ha afectado demasiado.

-Jesus. -Me llama mi madre.

-Dime mamá. -Respondo tranquilo.

-Pepe tiene nuevas fechas de firmas, y creo que os van a animar bastante. -Dice feliz.

-¡Por fin firmas! -Grito animado mientras recojo el desayuno. -¡Dani prepara la impresora que tenemos que sacar más fotos! -Grito subiendo las escaleras feliz.

Mis Gemeliers, mis niñas, ellas son las que me dan la fuerza para seguir adelante.

-¿Qué pasa? -Pregunta cuando entró en la habitación y lo pillo en calzoncillos.

-Hay firmas. -Respondo riéndome.

-¿En serio? ¿Cuándo? -Pregunta subiéndose los pantalones rápidamente.

-No lo sé.

-¡Mamá! -Grita Dani saliendo de la habitación corriendo y le sigo. -¿Cuándo son las firmas?

Mi madre ve a Dani y se empieza a reír.

-Vístete, y antes de que os vayáis al instituto os lo digo.

-No, no no. Por favor mamá. -Dice juntando las manos.

-Que no Dani.

-Mamá... -Digo yo. -Por favor. -Pido.

-Sois de lo que no hay. -Añade suspirando. -Esta bien, os lo voy a decir. -Se ríe.

-¡Bien! -Gritamos mi hermano y yo a la vez.

-Es mañana aquí en Sevilla, el el corte ingles de Sevilla Este.

-¡Me pido primero en colgarlo en Twitter! -Grita mi hermano Dani subiendo por las escaleras a coger el móvil.

Me quedo con mi madre y le doy un abrazo.

-Gracias. -Susurro.

-¿Estás mejor? -Pregunta.

-Algo si.

-¡Jesus! -Grita mi hermano y corro a la habitación.

Qué bien empezamos la mañana los Oviedo.

~~~

Entro en clase y dejo la mochila sin ganas en el suelo, apoyo la cabeza sobre la mesa y cierro los ojos.

-Eh. ¿Cómo estás? -Pregunta Carmen sentándose a mi lado.

-Bueno. Tengo que llamarlo. -Admito. -Pero por otra parte no puedo.

-¿Por que? -Pregunta.

-Por Jose. -Suspiro. -Me siento mal si hablo con Jesus ahora. No sé qué hacer.

-Habla con el.

-¡Marina! -Grita Blanca entrando con el móvil en la mano y feliz.

-¿Qué pasa? -Pregunto.

-Mañana. Hay. Firma. De. Los. Gemelos. Aquí. -Dice haciendo una pausa entre las palabras y palidecí.

-¿Qué? -Pregunto.

-Que sí, que la hay. -Vuelve a repetir.

-No quiero ir. -Digo nerviosa.

-Sería el mejor momento para hablar con el Marina. -Añade sentándose en mi mesa.

-Como, ¿rodeadas de fans que ya saben quién soy y gritando?

-Seguro que él se las apaña, pero ve.

~~~

Miro a mi hermana Paula igual que ella a mí.

-Ve. -Me ordena. -Tienes que ir Ángela.

-¿Para qué? -Bufo.

-¿Para arreglar las cosas tal vez? -Añade mi hermana.

-Ya está todo arreglado.

-No está todo arreglado. -Se ríe. -¿Cuánto tiempo haces que no hablas con Marina?

-Más de dos semanas. -Suspiro mirándola a los ojos. -Y mañana es su cumpleaños...

-Pues no seas orgullosa, habla con ella y habla con Dani, y veras que todo va a salir bien.

Ni un minuto más {Gemeliers}¡Lee esta historia GRATIS!