Eight

3.1K 121 0

Vamos a cenar al buffet, cuando entramos nos sentamos en una mesa y vamos a por la comida.

Cuando llegamos vemos a los gemelos sentados y sonríen al vernos.

-¿Podemos? -Pregunta Jesús.

-Sí, claro. -Responde Ángela sentándose al lado de Dani.

Me siento al lado de Jesús y se hace un silencio bastante incomodo.

-¿Estais nerviosa? -Pregunta Dani.

-Y tanto. -Respondo. -¿Vosotros sabéis por lo que vamos a tener que pasar mañana para veros?

-Va a ser un horror en la cola, menos mal que no va a hacer calor.

Los gemelos se miran y se empiezan a reír, me los voy a comer.

-Seguro que después se pasa rápido. -Dice Jesús guiñandome un ojo.

-Y tan rápido. -Me quejo echándome hacia atrás. -Voy a por zumo.

Me levanto y voy a la parte de las bebidas y al ver que hay una pared me apoyo y se me escapan algunas lágrimas. ¿Que me está pasando?

-Hey. -Dice Jesús acercándose a mí. -¿Que te pasa?

-Nada... Solo que... -Hago una pausa. -Nada.

Me agarra del brazo y me abraza, hace que mi corazón empiece a latir mas deprisa.

-Se que te pasa algo, ¿quieres que hablemos? -Pregunta y asiento.

Salimos del comedor hasta su habitación y entramos.

-A ver. Cuentame.

-Son los nervios, creo.

-Pero si ya estás aquí, no tienes por que estar nerviosa.

-Lo sé, lo sé... Solo que...

Levanto la vista y está a centímetros de mí, tengo ganas de besarlo, lo voy a besar. Le atraigo hasta mí y le beso, no se lo espera pero me lo continúa. Con cuidado me va echando hacia atrás y me tumbo en la cama.

-Creo... Que... Debería... -Dice cuando nos separamos. -Irme...

-No quiero que te vayas. -Susurro y sonríe.

-Seguro, ¿quieres?

-Sí. -Y me vuelve a besar.

~~~

Miro a Ángela con ternura y le doy un beso en la mejilla.

-¿Que vas a hacer hoy? -Pregunta sonriendo.

-Pues no lo sé, ¿quieres dar una vuelta por Madrid?

-Sí, me haría ilusión conocerlo.

-Perfecto, en veinte minutos nos vemos en recepción. -Digo y ella asiente. Me da un abrazo y sube a su habitación. Esta niña es increíble.

Camino con las manos metidas en los bolsillos hasta que llego a la habitación, y cuando entro veo a mi hermano abrazado a Marina.

-Tss. -Le llamo. -¿Ya?

Mi hermano hace un gesto con la mano para que me calle y me acerque a ellos.

-Fea. -Le llama y ella le mira con una mirada bastante dulce.

-Dime.

-¿Te piensas quedar aquí todo en día? -Pregunta mi hermano tiernamente y la verdad que nunca lo he visto así.

-Sí, se está muy bien. -Responde Marina y se vuelve a acurrucar en él. Sonrío u me siento al lado de mi hermano.

-Me da a mí que no vas a hacer nada hoy.

-Con estar con ella me basta tío, ¿no lo ves? -Le da un beso en la frente a Marina y le responde con una sonrisa.

-Pues yo me voy con Ángela a dar un paseo por ahí, nos vemos a la hora de comer.

-Hazme un favor. -Me pide. -Cuida a mi amiga.

-Tranquila, que lo haré.

-¡Hasta luego! -Se despide Jesús con los ojos cerrados, sonrío y salgo.

¿Que están haciendo estas dos gemeliers con nosotros?

Ni un minuto más {Gemeliers}¡Lee esta historia GRATIS!