Forty Seven

1.8K 66 1

-Habla con él y demuéstrale que ya te has olvidado. -Me dice Blanca mientras les miro de reojo.

-No puedo. -Digo llevándome las manos a la cara. -Blanca es que no joder.

-¿Ni mirarlos?

-Eso ya lo hago.

-Quien diría hace unos meses que ahora mismo tienes a los gemelos a cinco pasos detrás tuya y no estás gritando, ni diciendo que quieres una foto.

-Las cosas han cambiado tía.

-Y vienen hacia aquí.

-¿Los dos? -Pregunto poniéndome más nerviosa de lo que ya estaba.

-No, solo Dani. -Dice. -Jesus está hablando con una chica.

-Vaya, que novedad.

Siento los brazos de alguien rodear mi cuello y como apoya su cabeza en mi hombro.

-¿No pensabas saludarnos o qué? -Escucho a Dani susurrarme al oído.

-No, la verdad.

Me giro para quedar cara a cara con él, y ha cambiado bastante, joder ¿tanto me he perdido en tres meses?

-¿Qué te pasa?

-Me ha venido todo de sopetón. -Me sincero con una sonrisa. -No os esperaba aquí.

-Nosotros tampoco. -Dice. -Anda ven que te he echado de menos.

Me abraza, la verdad que lo echaba de menos abrazarle.

Me abraza, la verdad que lo echaba de menos abrazarle

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-Te he echado de menos. -Susurro y siento cómo sonríe.

-Yo te he echado de menos en las firmas joder. Hemos tenido tres firmas y no has venido.

-Ay. -Susurro. -No me hagas esto, por favor.

-Vale, vale. -Se ríe separándose de mí. -Estás muchísimo más guapa.

-Y tú más bueno. -Digo en voz alta y rápidamente me tapo la boca con mis manos y se empieza a reír para volverme a abrazar.

-Lo sé. Si tú vieras a mi hermano... Está muchísimo mejor que yo.

-Eso ya lo tendré que comprobar yo eh. -Respondo riéndome y me da un leve codazo en el hombro.

-Hola. -Dice Jesus. -Han dicho que vayamos allí. -Dice y se vuelve a ir.

-Vamos. -Dice agarrándole del brazo y soltando un suspiro y Blanca nos sigue algo asombrada.

-Oye... -Susurra mi amiga. -¿Qué coño le pasa a Jesus? -Pregunta.

-Ni lo sé, ni me importa.

(...)

Llegamos a Inglaterra y ahora mismo estamos en el aeropuerto esperando a nuestro autobús para que nos lleve al pueblo, que está a una hora de aquí.

Ni un minuto más {Gemeliers}¡Lee esta historia GRATIS!