Sixteen

2.3K 92 8

Llego a la habitación bastante cansada y siento como necesito una ducha, estoy agotada.

Apago el móvil y lo dejo en la mesilla, necesito descansar asi que me doy una ducha rápida y me acuesto con una gran sonrisa.

~~~

Una vez que ya hemos acabado el concierto nos sentamos en la furgoneta y nos volvemos al hotel en completo silencio.

Yo: Buenas noches, espero que hayas disfrutado.

Le envío a Marina, pero hace horas que se conecta y suspiro. Apoyo mi cara en la ventanilla y sigo sin decir nada.

Siento como Dani pasa su mano por mi, rodilla le miro y sonríe.

Llegamos a la habitación y los dos nos miramos en silencio.

-Dani. -Le llamo. -Has estado genial hoy. -Sonrío.

-Tú no. -Me pica. -Es coña. -Rectifica al ver que le miro mal. -Dame un abrazo.

Asiento y abrazo a mi hermano como no lo he abrazado nunca y no se por qué.

-¿Como estás?

-La echo de menos. No sé que voy a hacer cuando estemos en Mairena.

-Pero si sé lo que vas a hacer ahora. -Responde y no dudo en salir de nuevo de la habitación.

***

Entro en su habitación y Ángela estaba en la cama con el móvil mienteas que Marina estaba roncando tan tranquila.

-Mi hermano te espera arriba. -Le digo a Angela que sonríe, asiente y se va.

-Por cierto. -Dice antes de irse. -Habeis estado increíble.

-Gracias. -Susurro antes de que se vaya y me dedica una sonrisa.

-Cariño. -Susurro tumbandome a su lado. -Soy Jesús. -Dejo un beso sobre sus labios. -Despierta que quiero verte, fea.

Pero no hace nada, se mueve y pasa su brazo por mi cintura acercandome a ella.

-Shh... -Le digo en el oído. -Descansa.

~~~

-Has estado fatal. -Dice mi chica totalmente seria sentada en la cama.

-¿Ah si? -Le miro sonriendo acercándome a ella que sonríe tímida. -Pues tu cara al verte llorar no era lo mismo eh. -Le pico.

-Imbécil. -Dice dándome un codazo flojo. Y la acerco a mí abrazandola.

-Te voy a echar de menos. -Susurra. -De verdad, no se que haría sin ti.

-Me ha encantado haberte conicido. -Admito.

-Estoy cansada. -Dice acurrucandose en mí. -Ven, descansa un poco.

~~~

Siento como los rayos de sol me dan con ganas en la cara y voy abriendo poco a poco los ojos.

Son río al ver a Jesús a mi lado, aunque no me acuerdo de haber estado con él anoche.

Me giro y enciendo el móvil para ver la hora.

-¡Coño! -Grito al verla. -¡Jesús! -Le zarandea.

-¿Que pasa?

-¡Mi tren sale en una hora corre ayudame, avisa a Angela que lo perdemos! -Grito.

-¡Voy, voy! -Dice este poniendose ya los pantalones.

Vaya, con que energía empezamos el día.

Ni un minuto más {Gemeliers}¡Lee esta historia GRATIS!