Capítulo 58- Fin.

3.8K 191 40

Las manos de Nathan estaban temblando. ¿Cómo reaccionar a algo así? ¿cómo vuelve después de cinco años? Tantas preguntas rondaban su mente.

La pequeña Elizabeth corre hasta donde está su padre de crianza y observa a la mujer intentando averiguar quien es.

—¿Va a entrar a mi fiesta? —pregunta dulcemente.

—Mi Liz. Mi preciosa Liz —murmura ella con una lágrima saliendo de su ojo, intenta acercarse a su hija y él se interpone para mirarla desafiante.

—Ni lo pienses. —susurró poco audible para la niña —. Ve a cuidar a tu hermano, hija —la ultima palabra la dice fuerte.

—Está bien papá —sonríe a la mujer rubia y agita su mano —. Hasta luego.

A ella se le rompía el corazón. Quería abrazarla hasta mas no poder, le había hecho tanta falta.

—Soy su mamá, Nathan. —habló la mujer con un semblante triste.

—Elizabeth no tiene madre. —comentó tan frío como el hielo —. ¿Qué haces aquí y quien demonios te dio mi dirección?

Ella no dice nada, suelta un suspiro.

—Tenemos muchas cosas que hablar.

—No quiero hablar contigo. Es el cumpleaños numero  seis de mi hija y me estoy perdiendo su cumpleaños, retirate si no quieres que llame a seguridad.

—Creo, que nunca me equivoqué, sabia que la amarías...es tan imposible no hacerlo, es especial. No tienes que llamar a nadie, ya me voy. Quiero que le entregues esto —busca entre su cartera una pequeña caja fucsia y estira su brazo para dársela al hombre —, pero quiero decirte que volveré por ella, te dije que lo haría y espero que no te niegues,Nathan.

Así mismo como habla, da la vuelta para irse dejando a Nathan estático. Ahora estaba perdido.


—¿Estas bien,cariño? —preguntó Lily recostándose en su pecho.

Desde hace seis meses vivían juntos. Todos vivían en la gran mansión. Nathan y Lily se llevaban bien, se amaban y siempre estaban juntos.

—Ella regresó... —dijo él con su voz quebrantada, desde que la vio a ella no dejaba de pensar en que pasaría si le quitaban a su hija,porque era su hija.

—¿Quien, quien regresó? —pregunta mirándolo fijamente.

—La madre de Liz.

—No puede ser —murmuró —. ¿Hablaste con ella? ¿qué te dijo? ¿los chicos lo saben?

—La corrí. Dijo que necesitaba hablar conmigo pero me he negado, me entregó algo para Liz. No saben nada, quizás mas tarde les comente.

—¿Y le diste el regalo?

—No —se levanta y busca en su pantalón la caja pequeña —Me dio esto.

Se sienta en la cama y abre la pequeña caja, hay una cadena en forma de corazón donde se pueden notar unas iniciales "A.A.M.E" y detrás podía leerse un "reina". Nathan observó el collar entre sus dedos, ¿qué significarían esas iniciales?

—¿Qué crees que signifique eso?

—No lo sé, cielo —acomoda su cuerpo en la cama para acostarse y guarda la caja a un lado,en la mesa de noche.

—Duerme bien cariño. —Lily besa los labios de su novio y luego él besa su frente.

—Descansa amor.

Ambos se abrazan para dormir. Cuando cierran sus ojos la puerta de la habitación se abre y se queda afuera Liz, tiene una bata de princesas y un oso de peluche en su mano.

My little sunshine.¡Lee esta historia GRATIS!