Capítulo 19- Mi pequeño.

4.7K 286 5

Extraño.

Es la palabra que define la situación en este momento. Luca está sentado a mi lado con las piernas cruzadas hablando sobre bebés y niños, que Luca hable conmigo sobre estas cosas no me agrada, él quiere llegar a un punto especifico y no puede.

-Rodrigues, ¿me estas escuchando? -golpea mi cabeza con su dedo para llamar mi atención. Yo veía fotos de una amiga que conocí hace un par de días atrás y, el idiota de Luca me está molestando.

-La verdad, no -estoy siendo lo más sincero posible.

-Te estaba diciendo lo importante que es para un niño crecer con la persona que aporta para sus genes, o sea, un padre.

¿Eso a mi qué?

-¿De qué mierda hablas, Krames? No entiendo lo que intentas decir.

Nathan entra por la puerta y mira a Luca para luego hacerlo conmigo. Algo estaba mal.

-¿Hablaste con él? -dice refiriéndose a mi.

-Chicos,odio cuando hacen esto, cuando me excluyen de una conversación -jalo mis cabellos.

-Seremos breves, ¿eres el padre de Mattias Thompson -soltó rápido. Mis ojos se abren y me levanto de golpe.

¿QUÉ? ¿De que hablan? Es una locura.

Ese niño no podría ser mi hijo. No recuerdo que alguien me haya dicho que iba a ser padre, jamas, ellos o están consumiendo drogas o el ser famoso los está volviendo locos.

Miro por la ventana y vuelvo hasta donde están ellos esperando una respuesta. Suelto a carcajadas.

-Enserio chicos, las drogas son malas -ellos me miran mal.

Entra el que faltaba.
El chico de las pecas.

-¿Me perdí algo? -mi cama está llena. Todos están sentados en mi cama.

-Jay tiene un hijo -hablaba Luca. Esto se me esta saliendo de las manos. El que un niño se parezca a mi no quiere significar que sea mi hijo.

-¡NO TENGO UN HIJO! Demonios -exclamo con los brazos cruzados. Me levanto y abro la puerta para que ellos salgan -, lo siento pero tengo sueño, buenas noches Avan, Luca y Nathan, hasta mañana -les miro pararse de mala gana. Avan se para en seco frente a mi.

-Quiero una explicación para mañana -sus ojos me observan.

-Averiguare todo y juro que les contare. -eso haré, averiguar que es lo que sucede.

Mañana sabré todo,
absolutamente todo.

***

Veo mi reloj de muñeca.

11:48pm.

A las doce del mediodía saldrían los niños y pensaba buscarlos junto a Nathan. Estamos en el gimnasio cercano al colegio de Liz. Me acerque a Nathan que estaba en la caminadora.

-Son las 11:50pm,tenemos que irnos -cojo mis cosas para irnos. Él me hace caso y toma su bolso.

-En dos días tenemos que estar en California.

-Lo sé, Nick dijo que el concierto no podía suspenderse otra vez o nos demandaran por incumplimiento. ¿Qué sabes de Ashley? ¿aún no le has contado nada? -pregunto subiendome a la camioneta que rente.

Lo note tenso.

-Nuestra relación no esta muy bien que digamos, ella quiere verme y no puedo ir a Australia.

-Ashley te vera en unos días, debe aguantar.

Nosotros nos bajamos para esperar en la puerta a que se abrieran.

My little sunshine.¡Lee esta historia GRATIS!