Capítulo 06-Elizabeth West y hospital.

5.4K 341 1

Elizabeth sigue dormida. Busco entre su pañalera algo para ponerle, solo les queda pocas cosas, casi no tiene pañales y su leche esta a medias.

Desconecto el celular y guardo mi cargador. La luz había llegado minutos después de que la niña cayera en sueño. Jay tenia diez minutos tardes. Quería hablar con la señora Dayana para que cuidara a Liz pero no podía dejarla sola, ¿y si se caía?
Desayunaba en paz mi cereal favorito de chocolate hasta que escuche como le propinaban golpes a la puerta.

Solo había una explicación: Ese era Jay.

Doy pasos largos para abrir rápido y que sus molestos ruidos no despierten a la niña. Me cruzo de brazos y él sonríe.

—Llegas tarde.

—Si lo sé, genio. Tenemos clase en media hora —dice relajado.

—Entra. La niña esta dormida, necesito hablar con la mujer de al lado, ¿puedes?

—¡Por supuesto!

—No me tardo. No te comas mi cereal —lo fulmino con la mirada. Antes de cerrar la puerta me detengo y grito, no tan fuerte —Es enserio Jay... ¿Qué mas da? Cometelo —digo y él ríe.

—¡Eres el mejor,West! —fue lo ultimo que escuche. Voy al departamento de al lado y toco la puerta. La señora Dayana aparece a los minutos con una sonrisa grande, le cuento todo y ella asiente escuchando cada una de mis palabras. Acepta cuidar de la bebé cinco días a la semana y voy a buscarla. Me tomo por sorpresa ver a Jay con la niña en sus brazos.

—Hola peque —ella sonríe. Busco un poco de su ropa y la guardo en la pañalera, meto todas las cosas necesarias. Tomo a la bebé en mis brazos y le cambio el pañal.

Jay me miro con cara de sorprendido. Suelto una risa.

—¿Por qué me miras así?

—No sabia que eras tan bueno cambiando pañales. Ni siquiera mi tía lo es con respecto a cbiar a mi primita. —ambos reímos. Antes de darle la niña a la señora susurré algunas palabras en su oído que solo ella y yo escuchamos:

—Adiós nena, papá tiene que ir a estudiar.

—Nos vemos rosadita —agita su mano Jay en despedida. Lo miro pidiendo una explicación por el ‘‘rosadita”—Es por cariño viejo, al parecer la rubia esta obsesionado con dicho color. —Jay tenia razón, pero ¿no tiene un apodo mas lindo?

***


Después de encontrarme con los muchachos les pedí disculpas por lo de ayer,no me querían escuchar hasta que les conté lo de Nick Sheppard.

Ahora no me quieren soltar. Me estaban asfixiando.

—¿M..me qui.. eren matar? —digo con la respiración entre cortada.Ellos me sueltan y cada uno empieza a hablar y dar gritos.

—¡Esto sí me alegró el día! —habló Avan con una sonrisa inmensa en su rostro

—O sea ¿era Nick? ¿Nick Sheppard? ¿estas seguro? —Luca aún no lo creía.

—¡Vamos a ser mas famosos que los putos Jonas,cabrón! —grita Jay llamando la atención de todos. El director del instituto se acerca a nosotros.

—Por favor jóvenes, comportense. —tape la boca de Jay antes de que dijera lo de siempre “Vayase al demonio y metase sus reglas por donde quiera. Soy Jay Rodrigues y a mi nadie me calla’’ y así en segundos iríamos a detención. Siempre por culpa del chico malo.

Me separo de ellos para ir al salón de artes a buscar mi trabajo de Ciencias Sociales que un chico había hecho por mi. El tipo me lo entrego y como un rayo corrí por los pasillos hasta chocar con alguien que no vi.
Todos los papeles, lapiceros, cuadernos y demás estaban esparcidos por todo el suelo. Ayudo a recoger cada uno y cuando me fijo en la chica sonrió.

Era Lily Clark. La chica con la que nunca jugaría, la conozco desde que tengo memoria y su hermano trillizo una vez me salvó la vida de ser atropeyado. Lily usaba lentes y era tímida, sin embargo es una de las chicas con las que siempre se puede contar. Sospecho que ella siente algo por uno de los chicos.

—Hola Lily.

—¿Nathan? —dice aturdida. La ayudo a levantarse.

—¿Vas a clases con el profesor Rico?

—Sí, ¿y tú?

—Tambíen. Caminemos o llegaremos tarde —en vez de caminar corrimos, hasta llegar al salón con la respiración agitada.

—¿Podemos pasar?

—Señor West. Han pasado unos diez minutos desde que mi clase comenzó. Retirese —dice sin preámbulos. Lily se asoma y habla.

—Lamentamos haber llegado tarde profesor Rico. El director nos pidió un favor y por eso llegamos tarde. ¿Nos podría dejar entrar? —la expresión del hombre es mas relajante. Lo que decía Lily parecía tan real. Al profesor no le quedó de otra y nos dejo entrar,no sin antes que me mandara miradas de odio. Los chicos me miraron levantando sus cejas como si estuviera haciendo algo indebido con la pequeña Clark.

La clase estuvo aburrida. Al sonar la campana los chicos me comentaron que irían al cafetín, yo por mi parte me quede con Lily.

—¿Qué harás más tarde?

—¿Eh?

—Te quiero agradecer por lo de hace un rato, ¿me acompañarias por un helado por mi casa mas tarde? Digo, cuando salgamos de clases.

—Esta bien Nath.

***

Le comente a los chicos que invitaría a Lily por unos helados y así presentarle a la pequeña Liz.

Ellos lo denominaron “La cita” pero estaban confundidos, solo quería agradecer lo de temprano. Lily se entero de mi parte lo que me hizo la rubia Katherine ya que ella la conocío una vez. A Lily le agradaban los niños por eso se que le caerá bien la pequeña.

La cara de la señora era de como si estuviera pasando algo terrible.

Elizabeth.

Entre sin mas y vi a mi pequeña acostada en la cama con ambas mejillas rojas. No sonreía, se miraba apagada.

Mi corazón se encogió.

Lily y la señora Dayana entraron. Yo cogí a la pequeña y esta hervía del caliente,tenia fiebre.

—Te estuve llamando Nathan, la bebé ha estado así por una hora. Lo siento —no quise escuchar más y salí corriendo con mi hija. Lily me siguió en todo el camino.

Detuve algunas lágrimas que querían salir.

—Todo va a estar bien princesa. —entramos y voy hasta la enfermera —Mi hija esta mal, ayudeme por favor.

—Nombre —joder,esta tipa me hará volver loco.

—Liz. Elizabeth West —miro a mi pequeña que esta apagada. La mujer llama a un doctor y traen la camilla, yo se la entrego y miro a uno de ellos. —¿Estara bien?

—Esperamos que no sea nada grave. —le comento a la mujer sus síntomas y demás necesario. Voy a sentarme. Mis pies tiemblan.

Jamas estuve tan asustado como ahora.

—Todo estará bien Nath. La pequeña estará bien.

—Gracias Lily —intente sonreír aunque no me salio mas que una mueca. Cojo mi celular y efectivamente tenia llamadas perdidas de la señora Dayana. Le marco a Luca.

—Luca,estamos en el hospital. Liz esta mal —fue lo que logre decir.

_________________________________

¡Nath llamo a la pequeña su hija! *ww*

Nuevo personaje: Lily Clark, ese apellidoxd.

My little sunshine.¡Lee esta historia GRATIS!