Capítulo 3-Orfanato.

6.3K 349 9

Un ruido, o más bien un llanto me hizo despertar. Me había quedado dormido en el sofá. Toque mi espalda adolorido. Voy hacia la puerta y salgo para gritar.

-¡HAY GENTE DURMIENDO!! -grite.Oh,no. Los vecinos que tenían niños se habían ido hace una semana. Recordé a la hija de Katherine. Corrí hasta mi cuarto lo mas rápido que mis pies lo permitían. La bebé estaba en la orilla a punto de caer. Mi corazón se aceleró.

-Linda bebé -sueno dulce para evitar una tragedia. Voy hasta ella y la tomo en mis brazos. Ella aun no para de llorar.

Entonces recordé la carta. ¿Cantarla You'll be in my heart? Conocía esa canción a la perfección, era de Phil Collins uno de mis cantantes preferidos, esa canción era animada y sí me había gustado pero ahora tenia 17 y no estaba para cantar música infantil.

La niña no paraba de llorar, así qué lo hice.

Come,stop your crying,
It will be all right.

Just take my hand,
hold it tight.

I will protec you
From all around you.

I will be here,
Don't you cry.

For one so small,
You seem so strong.

My arms will hold you .

Keep you safe and warm
This bond between us
Can't be broken.

I will be here,
Don't you cry.

La niña había dejado de llorar. En la habitación solo se escuchaba mi voz.

'Cause you'll be in my heart,yes , you'll be in my heart,from this day on
Now and forever more.

You'll be in my heart,
No matter what they say,
You'll be here in my heart,always.

-Oye niña, me agradas -digo mirándola a los ojos. Sus ojos eran tan encantadores como los de su madre, tienen ese verde profundo que a cualquiera volvería loco. -¿Tienes hambre? -le pregunto, aunque sé que ella no me respondera. Con mi otra mano tomo una sabana gruesa y vamos hasta la cocina para prepararle un poco de leche.
La coloco en el suelo. Busco su leche y veo paso por paso de como prepararla, claro Lorren me había explicado.

Tomo de nuevo a la niña en mis brazos y la acomodo para darle de su leche. Ella sigue mirándome. De seguro debe estar preguntandose donde esta su madra. Por un segundo me sentí mal por ella, tener una madre tan mala como Katherine.

Intento sacarle los gases justo como me había explicado mi hermana, ¿Qué haría sin ella? No quiero que la pequeña sufra.Mi celular suena y con dificultad cojo el celular.

My little sunshine.¡Lee esta historia GRATIS!