Capítulo 47- Infiltrada, peligro.

2.5K 168 1

NATHAN.

Estoy abrazado a Lorren, siento su cuerpo caliente como de costumbre. Parecían años de no haberla visto, la extrañe tanto.

-Te voy a extrañar, hermanito -dice con un hilo de voz, la apreté mas a mi cuerpo.
Buenos Aires es nuestra ultima ciudad latina en la que estuvimos haciendo tour y dando firmas de autógrafos. Estuvimos en tantos países en tan solo dos meses. Dos meses hiendo de aquí para allá.

Lorren se mira diferente, cambio su cabello castaño claro por uno oscuro, aunque tengo que admitirlo que se mira mas que hermosa.

-Vendré a verte cuando pueda -me separo de ella y la miro.

-Espero que así sea. Insisto ¿no pueden hablar con Nick para que se queden un par de días mas? -pregunta levantando a Elizabeth.

-Aun nos queda un país, y aun tenemos que hacer mucho -menciona Avan.

-Ohh -pone mueca triste -Y dime ¿has visitado muchos países pequeña? -pregunta hacia Liz.

-¡Sí! Hemos visitado todo el mundo, tía Lorren -exclama sonriente mi hija.

-¡Qué bien! En Navidad te visitaremos princesa, quizá y tu papá algún día te deje venir y quedarte con nosotros -me mira levantando una ceja, niego con la cabeza.

-El tío Dyego prometió enseñarme a cocinar papi. Así podre hacerte muchos pasteles de chocolate -reí.
Dyego toma a Liz entre sus brazos y le da un fuerte abraza. Elizabeth se lleva bien con todos, es una niña tan amorosa que no es difícil para alguien tomarle cariño.

-¡Chicos, es hora! -grita Luca asomándose.

-Ya el vuelo esta por salir. Adiós señora y señor -se despide Avan sonriendo.

-Enviale saludos a tu doncella de mi parte, Avan -dice mi hermana.

Avan no para de hablar de Melany, esta mas que tragado de amor por ella, aunque la chica es una difícil.

-Claro que sí hermosa -besa su mejilla y sale como rayo. Luca se acerca hasta mi hermana y su marido para despedirse. Luca viene con Mattias, y el pequeño también se despide.
Jay me a contado que terminó con Clarisa y ella lo quiere lejos, pobre amigo mio, nunca tenemos suerte en el amor.

-Espero que cuides bien a mi hermana o te ira...-digo hacia Dyego y Lorren me mira mal -Esta bien, hasta luego argentino boludo -estrecho nuestras manos.

-No te preocupes, Lorren es mi vida y creeme que la cuidare a capa y espada -toca la mano de su esposa y besa sus labios.

«Ojalá pudiera hacer lo mismo con Lily, ojalá».

-Ya me voy, adiós.

-Recuerda llamarme en cuanto sepas el sexo del bebé -menciona.

Ashley ya sabe el sexo de nuestro hijo pero aun no quiere decirme hasta que llegue a Los Ángeles, ya son casi siete meses y estoy tan feliz de que todo vaya evolucionando a la perfección. Todos los días sube una nueva foto de su vientre abultado, nunca había visto tan feliz a Ashley, pensé que lo tomaría mal pero a sido todo lo contrario.
No amo a Ashley, tengo bien claro a la mujer que sí amo con mi vida, pero el que vamos a tener un hijo en común me hace llamarla todos los días de éstos dos meses.
Estefan va detrás de mi mientras subo las escaleras. El tío de Jay nos acompañó durante éste tiempo, por si el cuervo quiere hacer algo en nuestra contra, se encarga de revisar cada hotel en donde estamos, cada camioneta a la que subimos, lo que comemos y un sinfín de cosas con ayuda de un equipo que hemos contratado y que no es barato. El cuervo esta tranquilo, no ha hecho nada en nuestra contra, aun, porque según Estefan él esta esperando el momento adecuado para hacer algo y hasta el momento Estefan ha sido un buen enemigo, le esta ganando, ha encontrado a muchos de sus hombres pero no puede sacarle nada.

My little sunshine.¡Lee esta historia GRATIS!