Capítulo 38- ¿El cuervo y Jared juntos?

3K 179 0

Se encuentra desesperada mientras mueve sus manos, fija su mirada en mi y lo único que veo es tristeza con precaución.

- Vayamonos Jay, por favor.

Tomo su mano y la beso para darle apoyo y poder calmarla, sonrío : - No pasará nada, Mattias esta con Nathan y en mejores manos no podrá estar.

- De todos modos no me siento bien,necesito ver que Mattias esté bien -asiento, caminamos hasta el auto negro -que estaba algo lejos- y abrí su puerta.

No hablamos, no nos miramos solo se escuchaba The Beatles en la radio. En mi mente no paraba de repetirse la misma pregunta cantidades de veces “¿Como salió de la cárcel? Sólo mi tío podría ayudarme en responder muchas preguntas,una cosa si tenia seguro, si él se acercaba a uno de los mios lo pagaría bien caro.

Mire a Clarisa y pude notar como sus ojos se tornaban rojos. No puedo evitar que se sienta de esa forma, odio cuando esta ida, sus ojos se tornaban rojos cuando aguantaba las lágrimas.

Recuerdo la primera vez que la mire llorar, su padre abusó de ella psicológicamente, no paraba de insultarla y humillarla y por ello no era la persona favorita de ese hombre aunque siendo sincero no me arrepiento de haberlo golpeado la primera vez que escuche escupir palabras grotescas de su boca, como no me arrepiento de haberme enamorado de una chica que muchos creían mal. Me enamore de la mujer mas maravillosa que existiría aún me sigo preguntando que había hecho de bueno para recibir a alguien como ella, a mi hijo que creo que en el fondo me quiere o eso intenta negar.

Leonardo, el vigilante de cabello rojizo, abre el portón sin antes desearnos una feliz tarde e informarme que Nick espera por mi.

Aparco el auto frente a la mansión gigante y abajo rápidamente detrás de Clarisa ya que esta baja como un rayo.

- Buenas tardes, ¿sabe donde esta mi hijo? -pregunta a la sirvienta.

- Buenas tardes. Los niños se encuentran en la sala de juegos junto a los señores. -responde, Clarisa agradece y antes de que corra por las escaleras tomo su mano y sonrío, ella me mira confundida.

- Quiero que hagamos todo oficialmente, le daremos la noticia a todos de una vez.

La puerta esta frente a nosotros. La mano de Clarisa no para de temblar, al igual que yo, tiene miedo de lo que Mattias llegue a decir de nuestra unión.

- ¿Y qué si no lo acepta?

- Lo aceptara,cariño.

Éste era el momento,abrí la puerta y pude sentir a todos mirar nuestras manos. Los chicos están con la boca abierta y Nick no tiene ninguna expresión.

Mattias no esta por ningún lado, solo veo a Elizabeth jugueteando con el celular de Avan.

- ¿Es normal que no entienda lo que sucede? -pregunta Luca acercándose.

- Tampoco entiendo nada, wow -comenta Avan perplejo.

- No me digan que..¡son novios! -avisa Nathan, se acerca a mi y abraza a Clarisa.

- Hey hey, no toques a mi chica. No quieres tener un ojo morado? ¿o sí? -bromeo, él choca nuestras manos.

- Felicitaciones chicos,hacen una linda pareja -Nick me da unos golpes y hace lo mismo con Clarisa.

Todos respondieron como creí. Según la pequeña rosadita Liz, Mattias estaba en su habitación.

No quiero decirle al niño de inmediato, primero tendría que hablar el asunto de Jared con Estefan.

- Isa, hablaremos mas tarde con Mattias. Voy a hablar con mi tío Estefan y podrás darme la oportunidad de que hablemos, solo quiero que esperes.

La llame por ese apodo que tanto me gustaba, amaba pronunciar el Isa, había olvidado como sonaba.

My little sunshine.¡Lee esta historia GRATIS!