Capítulo 54- "Favor por libertad"

2K 174 19

Mi corazón comienza a acelerarse, siento como mi piel suda. Cruzo mis cejas al ver a la chica, mas odio no podía tenerla, ella nos vendió.

—¡¿Como pudiste?! —me exalto acercandome a ella —, Avan te ama, todos te habíamos tomado cariño, ¿por qué? —jale mis cabellos frustrados. Cuando estoy cara a cara a la chica, él golpea mi pecho empujandome.

La sangre que corre por mi cuerpo arde. Apretó mis puños y corro hasta él para golpearlo.
Con un rápido movimiento toma mis manos, me tiene con la cara viendo el piso mientras me quejo del dolor.

Abigail sale de la habitación, dejandome solo, con él y esos dos hombres que están tirados en el piso.

—Quiero que lo mates —su tono de voz es tan grueso, como si estuviese ronco. Acerca mi cara al hombre que golpeé hace unos instantes —Matalo ya —apresuro.

Suelta mis manos sintiendome cansado, toco mis muñecas adolorido.

—¡N-no voy a matarlo! —exclame.

—¡Deja de ser tan gallina y matalo!

—¡Que no lo haré, joder! —observo sus ojos. Verdes oscuros, esos ojos no dejan de rondar en mi cabeza como si ya los hubiera visto.

Él levanta al hombre que ahora tiembla delante de él, apunta la pistola en su frente y el tipo levanta sus manos.

—¿Que va a hacer,jefe? —dice por lo bajo.

—¿No es obvio? —mira su pistola. Retrocedo, miedoso y preocupado —¡No hables de mi hija! Si tan solo la hubieras tocado... Te cortara en pedazos pero como no hiciste nada —el hombre sonríe —Tu muerte no sera tan trágica. Buen viaje al infierno —besa su arma y jala el gatillo. Cierro mis ojos con presión, lo ha matado frente a mi. Un fuerte ruido avisa que el hombre esta muerto.

—Tú, lo has matado —digo mirando el cuerpo en el suelo, hay sangre en toda su cabeza.

—Es lo mínimo que se merece ese cabron.

—¿Donde esta mi hija? —remolcó las dos últimas palabras. Él cruza sus brazos.

—Camino a Berlin, ni te molestes en preocuparte por ella, estará mas que bien.

—¿Quien eres? —pregunte.

—Es increíble como una persona pura cambia radicalmente, el dolor hace cambiar a las personas —mis ojos se abren. Va quitando su mascara dejando ver su piel blanca, sus ojos verdes. ¡No puede ser! —Siempre fui yo,Nati.

Era él. Siempre estuvo detrás de nosotros, sabía cada paso que daba y los lugares donde estaría mi hija.

—¡¿Qué?! ¡no, deja de bromear Anthony! —me acerco a él mirándolo con desprecio. Aprieto mi puño lanzándolo al frente impactando en su labio. Él se para firme y toca su labio para mirar su dedo índice ensangrentado —¡¿Por qué diablos lo hiciste?! ¡Mi hermano no puede ser el hombre que tanto daño nos hizo! ¡no,maldicion! —golpeo la pared mas cerca que encuentro, mis nudillos comienzan a sangrar.

—Golpea la pared todo lo que quieras, Nathan. Eso ni nada cambiara en lo que me he convertido, soy un asesino —murmura. Camina hasta la cama donde se sienta —Él me dañó tanto, no sabes cuan odio le tengo —aprieta sus dientes.

—¡Que no, callate! Tú no eres él.. ¿sabes por qué? —me acerco hasta él,  levanta su mirada viéndome —¡Porque mi hermano seria incapaz de hacerle daño siquiera a una mosca! ¡porque mi hermano es el ser mas bondadoso de la tierra!  Tú no eres él, ya deja de fingir Anthony.

—¡Soy él! ¿por qué no lo entiendes? Tu padre me convirtió en esto, fue él el culpable de quien soy ahora.

—¿Por qué hermano? Confíe en ti, te confíe a mi hija —comente inconsciente, él negó con su cabeza entre murmuros habló.

My little sunshine.¡Lee esta historia GRATIS!