Capítulo 5- Discusión y conversaciones.

5.7K 358 6

Luca se fija en nosotros y vuelve a hacer lo que estaba haciendo.
Quería contarle a los chicos sobre lo de Nick Sheppard,solo que aún no. Tendría que esperar que Jay llegara.

—¿Dónde esta Jay? —fijo mi vista en Avan.

—Lo consiguieron con Natasha besándose y ahora debe estar en detención —si Jay continuaba así no se podría graduar con nosotros. Comencé a tratar a Jay mas seguido cuando entró a nuestro instituto hace un año atrás, lo consideraba un tipo raro y que lo único que hacia era meterse en problemas, lo cual es verdad, no me cabe la menor duda de que Jay era un chico de buenos sentimientos, lo único que se de su familia es que vive con sus tíos, sin conocer el porque de la situación. Lo que mas quería era que él se graduara con nosotros y se que lo lograra.

—Quería comentarles algo importante.

—¿Por qué no lo dices ahora? —estaba por responder cuando su en el timbre. Abro la puerta encontrándome con Lorren. Ella ambas de mis mejillas y entra. Saludó a cada uno de los chicos y le arrebata la niña a Luca.

—¿Qué te dijeron en el orfanato?

—Si, no nos has comentado nada —muestra interés Avan.

—El señor que trabaja ahí es Francis, el viejo amigo de mi padre, el caso es que le tomo una foto a la pequeña para mostrársela a unos padres —tome un respiro y continúe —la tengo que cuidar por el momento. No hay personas para cuidar a alguien tan pequeña. En menos de un mes se ira —todos me observaban callados. —¿Qué? —digo por su silencio.

—Nath,es que... No podemos dejarla en un orfanato. Si esa mujer dejo la niña en la puerta de tu casa es por algo, ¿No puedes quedartela? Te ayudare con los gastos necesarios. No la abandonemos. Mirala, hasta se parece a ti —es muy emotivo lo que dijo Lorren. Pero no. No puedo y no la quiero en mi vida. Quiero ser libre.

—¿Por qué no te quedas con ella tú?

—Creeme que si pudiera lo haría, el problema es que tengo tres trabajos Nath. En cambio tú puedes dejarla con la señora de al lado que cuida niños mientras estudias y pasar toda la tarde con ella.

—¡No Lorren! —mi voz es fuerte —No soy su padre. No la quiero en mi vida. El problema es que todos ustedes se están encariñando con la mocosa y no puede pasar, quiero ser famoso ¿ustedes no? Con una niña a mi lado no podre conseguirlo —toda mi furia había salido. Estalle como un volcán. Me encerré en mi habitación y cogí mi guitarra.
La vida es injusta. Me tiro en la cama acumulando mis pensamientos.

***

Mi celular vibra y lo encuentro bajo mi almohada, me había quedado dormido.

Mensaje de Jay.

De: Jay el mas raroxd.

Oye viejo, acabo de ver a los chicos y me dijeron que estallaste y que nos tienes una sorpresa. Hoy no ire para tu hogar, voy para el cine con mi novia y llegaré tarde.

Pasare mañana a buscarte.

Le respondí de inmediato.

Fue una completa locura. Ven temprano.

Abrí la ventana y estaba oscuro.
Mi celular marcaba las 18:53pm había dormido tanto. Entre a ducharme y salgo para vestirme con una chaqueta Nike roja y unos pantalones negros.

El departamento esta en completo silencio. No había nadie. Ni siquiera había rastros de Elizabeth, lo probable es que Lorren y los chicos estén disgustados conmigo. En la nevera sacó un poco de lasaña y la caliento para comer.
Me siento en el sofá para ver Constantine.

La puerta se abrió y supuse que era Lorren. Ella tenia llaves de mi hogar. Venia con Megan,ninguna me miro.

—¿Donde estaban? —ninguna me respondió. —¿Para donde llevaron a Elizabeth? —la bebé estaba dormida en sus brazos y mi hermana iba camino a mi habitación y se detiene, se gira hacia mi.

—¿Desde cuando te importa Liz, Nathan? —no quise responderle para no entrar en una discusión. Ella acostó a la bebé y fue hasta donde yo estaba cambiando los canales. —Liz ya comió y esta bañada. Por favor, cuida que no se caiga.

—Siempre lo hago —bufo y ellas salen sin despedirse. —¡Adiós hermanitas! ¡yo también las amo! —grite.

***

Elizabeth se había despertado y fui a la tienda para comprar unos cigarrillos, no era de fumar sin embargo fumaba cuando llegaba a un limite. Pasaba por los pasillos para ver algunas cosas. Liz estaba sentada en el carrito con una mariposa que alumbraba de colores.

—¡Es muy linda! ¿es tuya? —comentó una mujer a mi lado con un niño de unos dos años sentado también en el carrito.

—Sí. —no sé porque diablos dije eso.

—¿Y su madre? Nunca puedo lograr que mi esposo salga con nuestro hijo Dylhan, que bueno que tú lo hagas.

—Ella se fue hace un tiempo y la dejo a mi cargo. Oh si, me gusta compartir tiempo con mi hija —miento.

—Fue un gusto conocerte chico, espero que nos veamos pronto.

—¡Hasta pronto! —dejo el carrito de lado y agarro los cigarros para pagarlos. Le quito el juguete a Elizabeth y ella se pone a llorar desconsoladamente. —Vamos Liz,no tengo para pagar eso. Si te compro esto no podre comprar mis cigarros.

Elizabeth sólo lloraba como si la estuvieran golpeando.

***

La niña está jugando con su mariposa, deje de lado mis cosas por sus berrinches,Genial.
Y para empeorar hubo un corto circuito y no tenemos luz ¿algo peor? Mi celular acaba de morir.
Ni la rubia ni yo queremos dormir y así que establecí con ella una conversación.

—Bien Elizabeth, por ahora seras mi hija y yo tu padre ¿sabes? Siempre quise que papá jugara conmigo y me diera esos abrazos que le da a Lorren y a Megan, pero según él eso no es de hombres. ¿Como es tu padre? ¿lo conociste? Kathy o como se llame creó a una hermosa bebé. Lamento lo de temprano. No es que seas una niña mala...Soy yo, no soy como crees. En unos días tendrás unos padres increíbles,te consentirían, jugarían contigo y podrán hacerte muy feliz ¿qué te podríamos enseñar nosotros? Somos unos locos adolescentes que quieren vivir una vida alocada. Me gustaría que mas adelante cuando veas televisión y escuches mis canciones, sonrías, todas para ti. Cada una de ellas para ti. No te puedo mentir, me siento en confianza contigo, tengo miedo, de arruinar todo, de fallarle a mi familia y a mis amigos,estarás pensando que estoy loco o algo así, no querida —parecía un tonto hablando con una niña que no podía hablar, de todas formas sabia que me estaba escuchando. Cuando la mire a mi lado estaba dormida, la luz de la luna entraba por mi ventana y podía sentir como su barriga se inflaba.

Ella dependía de mi.

Una vida depende de mi.

Sólo nos tiene a nosotros. Haré que su tiempo con nosotros sea el mejor. Solo la vida sabe porque la puso en mi camino.

—Sueña con los angelitos, Linda —murmure mientras la tapaba con mi sabana.

___________________________________

Ow, ¿hermosa conversación?

Alguien se esta encariñando con Liz *---*.


My little sunshine.¡Lee esta historia GRATIS!