4

23.3K 1.7K 216
                                    

↳ La oí reír y de inmediato deseé poder ser divertido solo para ella— Ron Israel

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

La oí reír y de inmediato
deseé poder ser divertido
solo para ella
Ron Israel












Estaban ya a un día de partir al rodaje, habían escenas las cuales convenía grabarlas mucho después, los chicos irían al día siguiente a las oficinas, para después comenzar a rodar en el aeropuerto de Carrasco.

Era la una de la tarde, los chicos estaban en casa de Matías para poder congeniar un poco más antes de poder rodar, Julie había sido invitada de igual manera, y a ella le encantaba la idea para poder perfeccionar los rostros de los chicos y saber un poco sobre cómo los iba a maquillar.

Tocaron el timbre, Julie y Agustín se encontraron en la entrada al mismo tiempo, Matt les abrió para que pasasen. Minutos después llegó Felipe, o más conocido como Pipe por los chicos, se saludaron y todos pasaron para la sala de estar, estaban haciendo de todo, había cervezas, unos estaban jugando al GT en la play del argentino, Julie estaba platicando animadamente con Francisco.

— ¿Vos que harás después del rodaje Julie? —la chica abrió una cerveza extendiéndoselas a Franciscos, mirándolo con curiosidad.

— ¿A que viene la pregunta? Apenas vamos a iniciar y vos ya estás pensando en el final —soltaron unas risas, ella se acomodó en el asiento.

Le extraño que no se apareciera Enzo aún, ya habían hecho unas dos reuniones más después del restaurante y siempre Enzo llegaba puntual como ella, esta vez no, está vez solo faltaba el. Conversaron un poco más de rato, para ese entonces ya eran las cuatro de la tarde y el timbre sonó un par de veces, Julio se encargó de abrir la puerta ya que Matías estaba jugando a con los chicos.

Al abrir la puerta, Enzo estaba parado con sus manos en los bolsillos de sus jeans negros, portaba una camisa azul lacoste el cual encajaba perfecto a su cuerpo, y su cabello iba alborotado debido al viejo que estaba haciendo, Julie le sonrió por unos segundos para dejarle pasar al joven.

— Hola Julie —se inclinó para saludarla y besar de rápido su mejilla, algo que ella hizo de vuela.

— Como vas Enzo —alzó sus cejas y abriendo sus brazos hacia los lados señalándose a sí mismo, eso indicaba que no sabía cómo iba con su vida.

A veces unos no prestan atención a los sucesos que viven. Los dos soltaron unas risas y el chico siguió los pasos de Julie hasta llegar a la sala, en donde unos estaban tirados en el suelo jugando, otros estaban tomando unas cervezas.

— Que ha llegado Enzo, Matías —el mencionado se giró para mirar a Vogrincic, se levantó a saludarlo.

— ¿Por qué tan tarde hermano? —el chico alzó sus hombros con una sonrisa en el rostro.

— He tenido un par de cosas que hacer, en mi departamento, estaba terminando unos bocetos y unas escrituras —rasco un poco su barbilla y carraspeo su garganta.

— Ah vale, ¿querés una birra? —Matías señaló la cocina, especialmente el refrigerador.

— Claro, porque no.

— Julie —Matías se ha girado a ella para mirarle—, servile a Enzo una cerveza, por favor —ella asintió, guardó el móvil en su bolsillo trasero de sus shorts para palmarle el brazo a Enzo, el la volvió a seguir.

— ¿Cuál querés? Hay Brahma, Corona y norteña —tras agacharse, solo giró un poco el rostro, Enzo estaba recargado en el marco de la entrada de la cocina.

— Corona.

— Vale.


















˚ 。⋆ ♡ ˚ ༘











Noche. La noche estaba más hermosa de lo habitual, el clima no estaba helado pero tampoco estaba bochornoso, el cielo estaba despejado dándole las entradas a las estrellas las cuales brillaban demasiado bien.

Enzo salió por la puerta trasera para admirar del cielo, se relacionó más con los chicos y les tomó cariño a cada uno de ellos.

Agustín estaba platicando con Julie, hasta que la dejó ya que tenía que irse, no era tarde pero tenía que hacer maletas y un par de cosas ya que al siguiente día iba a ser el primer día de rodaje, muy probablemente ella también se iría, tenía que tener todo listo para comenzar, los nervios la comían viva, pues este proyecto iba a ser su mejor proyecto en la poca carrera que lleva como maquillista.

Antes de que Agustín se fuera, ella había notado que Enzo había salido por detrás, así que, cuando ella quedó sola salió para acompañar a Enzo.

Estaba sentado en uno de los escalones con su segunda cerveza en mano, ella se sentó a un lado suyo.

— ¿No estás nervioso por mañana? —cuestionó sin voltearlo a ver, solo miraba los árboles que tenían en frente, puesto a que había un parque justo en frente de ellos. Pocas personas pasaban caminando por allí.

— Siendo sincero, estoy que los nervios me comen, esta será mi primera vez además de hacer teatro, esto es algo grande —giró su rostro para mirarla.

El cabello de ella estaba alborotado, por el poco viento que había, las pecas en su rostro eran un poco más visible y sus ojos verdosos de ella no aprecian verdosos, parecían cafés. El puente de la nariz de ella estaba fina, una nariz pequeña y respingosa, Enzo sonrió a lo bonito que ella era, no la conocía, lo sabía, sabía que no la conocía, pero dentro de este año, en el rodaje, su único propósito era poder descubrirla, para así, ella ser un boceto en su arte.

Enzo quería conocerla.

Ella quería saber sobre Enzo.























hola amorcitos, cuarto capítulo ya disponible! 🩵
espero les esté gustando mucho !
hago lo que puedo 💐

recuerden dejar su voto y comentario para no ser lectores fantasmas! 🌸

por cierto, mil gracias por las lecturas, lo he publicado apenas hace dos días y estoy muy feliz 🩷

Locos | Enzo VogrincicDonde viven las historias. Descúbrelo ahora