2

26.5K 2K 311
                                    

↳ Entre la gente suele haber personas interesantes — Karmelo C

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


Entre la gente suele haber
personas interesantes
Karmelo C. Iribarren








Guardaron silencio, estaban sentados en la mesa redonda mientras leían un poco sobre el libreto y tomaban notas específicas que les hacía el director. Julie ya no estaba sentada en esa mesa, sino estaba sentada en uno de los sillones alejados de la mesa, junto con sus compañeras de trabajo veinte años mayores a ella.

Julie revisaba sus redes sociales, la chica era algo cercana a Matías, ya que habían trabajado juntos en una película que él había protagonizado, ella era su maquillista, se volvieron amigos cercanos.

Tras pasar unas dos horas, y al terminar de leer el guion y hacer unos cuantos cambios. Los chicos dieron finalizada la reunión, pero antes de eso Bayona se había acercado a Julie para darle una hoja especial en la cual decía los nombres de los chicos a los que le tocaba maquillar junto con Sophia y Natalie, otras dos maquillistas.

— Perfecto, chicos, antes de que se retiren, les asignaremos a sus maquillistas para tener todo listo, recuerden que comenzamos a rodar en una semana —Julie y las demás se acercaron con su hoja—, nómbralos Jules —así se refería Bayona a ella.

La chica alzó su vista del papel para mirar a cada uno de los chicos, después relamer sus labios, y dirigir su vista nuevamente a la hoja.

— Matías Recalt —lo miro y se sonrieron—, será un gusto volver a trabajar contigo Matías—, Pipe Gonzales —el chico alzó su mano y ella asintió—, un gusto Pipe, seré maquillista al iniciar el rodaje —siguió mencionando a más chicos, incluso trabajaría con Agustín Pardella—, ¿cómo gustas que te diga? Agus, Augustus o que se quede como Agustín —le miró, el joven el cual se veía ya mayor a los demás llevó su mano a su barbilla, pensativo.

— Como gustes está bien —ella asintió.

— Por último tengo en la lista a... —mordió su labio, pues el apellido del chico estaba realmente raro—, ¿Enzo Vogrincic? —alzó su vista, ya que al joven lo ubicaba.

Enzo asintió, sus codos estaban recargados en la mesa y su barbilla estaba posada en sus puños.

— ¿Lo he dicho bien? El apellido es raro —los chicos lo miraron, volvió a asentir—, perfecto Enzo, será muy interesante trabajar contigo.

El fue el último de la lista de los ocho a los que iba a maquillar.













˚ 。⋆ ♡ ˚ ༘













Cuando salieron eran las seis con cuarenta, el sol ya se estaba escondiendo para proceder a darle el turno a la noche. Los chicos se habían puesto de acuerdo para ir a cenar, invitaron a Enzo e invitaron a Julie.

— ¿Irás Jules? —le cuestionó el Matías, mirándola a sus ojos, ella mordió su labio inferior mirando hacia los demás, iba a ir Pipe, Agustín, claramente Matías, unos más y Enzo.

— Tal vez...

— Ándale ve, te invito los tragos yo —se le miraba tentativa, Matías parecía que se le iba a echar encima.

— Vale Vale Matt, iré, pero solo un rato, tengo que terminar unas cosas de la universidad —el chico asintió para después los dos acercarse a los demás.

— ¡Se nos ha sumado una más! —exclamó el chico saltando hacia uno de los presentes, miraron a Julie y le sonrieron—, vamos antes de que se haga más noche y Jules cambie de parecer —comenzaron a caminar hacia el restaurante, no estaba tan lejos del edificio.

Julie colgó su tote bag en su brazo izquierdo, iba caminando en medio de Matías y de Pipe, ella solo reía a las chistosas ideas que se le ocurrían solo al Matt.

Enzo iba detrás de ellos, solo, mirando las espaldas que pronto se convertirían en espaldas familiares y cabellos cercanos a él. La idea de tener a gente a su lado, para el era mágica, se nota lo amable y cálidos que eran cada uno de ellos.

Hubo un momento en donde Julie giró su rostro, mirando como Enzo caminaba solo, así que aflojó sus pasos para después quedar a lado de él, el cual le sacaba una cabeza entera, pero aún así, ella lo iba a acompañar en la caminata hacia el restaurante.

— Hola —Julie le miró.

— Hola Julie —le respondió de vuelta.

— No tengas miedo de tener lazo con los chicos, son buena gente.

Enzo negó: — No es eso, me gusta tomar recuerdos para después mirarlos en un futuro y mostrar a gente tan hermosa como todos ustedes —alzó su mano mostrando su cámara, la cual siempre la lleva consigo.

— Vaya... ¿estudias filosofía? ¿Artes visuales? —alzó un poco su vista para mirar a Enzo, estaba demasiado alto.

— Estudié teatro dramático.

— Vaya, me alegro, estudio artes visuales, llevo dos años.

— ¿Enserio? Tengo treinta.

— Veinte.

Se miraron, soltaron una risa nerviosa y siguieron caminando, sin decir nada, solo mirando a los demás mientras el ruido a sus alrededores los rodeaba.















hola amores, capítulos dos !!
🩵 No se olviden de dejar un voto
y comentario!

Locos | Enzo VogrincicDonde viven las historias. Descúbrelo ahora