42.

3K 113 14

─¡Pero no quiero ir!─Aiden gritó, sus pequeños brazos aferrados al barandal de la escalera. Traté de hacer que se soltara, pero no funcionó.

─Tienes que ir, mi amor.─ Suspiré, acomodando el cuello de su camisa blanca. Él trataba de zafarse de mi agarre, arruinando de nuevo el cuello de su uniforme y sentándose en la escalera con sus brazos cruzados sobre su pecho con un gesto que indicaba molestia.

─¡No quiero ir! ¡Quiero quedarme aquí contigo y papi!─ Él se quejó.

─¿Pero no quieres ir a colorear y hacer nuevos amigos?─ Pregunté, sentándome a su lado en el segundo escalón de la escalera. Él negó con la cabeza vigorosamente. ─Y, ¿por qué no?─ Pregunté, dando un golpecito en su rodilla.

─No quiero hacer nuevos amigos, tú y papi son mis amigos.─ Él lloró, agarrándose de nuevo del barandal.

─Cady se está alistando para la escuela. ¿No quieres ir a la escuela con Cady?─ Pregunté, señalando a mi hija Cady quien se estaba poniendo los zapatos mientras estaba sentada en el sillón.

─No.─ Aiden declaró.

─Cady, ¿por qué no le dices a tu hermano lo divertida que es la escuela?─ Le supliqué a mi hija mayor.

─Vamos, Aiden. No es tan malo. La única cosa por la que tienes que preocuparte son los niños malos. A veces ellos te quitan tu lonche y te hacen calzón chino.─ Cady mencionó. Aiden lloró incluso más fuerte.

─Eso fue suficiente, Cadence. No estás ayudando. Ve por tus cosas.─ Le ordené. Ella soltó una risita y camino escaleras arriba hacia su habitación. Me puse en cuclillas en frente de Aiden y limpié las lágrimas que caían por sus mejillas. ─Ella solo está molestándote, mi amor. No tienes que preocuparte por nada.

─¡No voy a ir!─ Aiden volvió a gritar.

─Está bien.─ Suspiré y subí las escaleras hacia el baño de la habitación que compartía con Niall. Él estaba parado en frente del lavabo cepillando sus dientes cuando me recargue en el marco de la puerta.

─Simplemente no podré convencerlo, está haciendo un berrinche.─ Suspiré cruzando los brazos.

─No estoy sorprendido.─ Niall rió después de escupir en el lavabo.

─Tal vez deberíamos esperar un año más. Sólo es preescolar, no es obligatorio que vaya. Tal vez no está listo.─ Expliqué, sentándome en la orilla del lavabo.

─No, ______. Va a ir. Solo está nervioso porque es el primer día.─ Niall mencionó, secando su boca con una toalla.

─Pero él es muy pequeño todavía para ir a la escuela.

─Tiene exactamente la misma edad de Cady cuando ella empezó. Tú solo estás siendo emocional de nuevo.

─¿Cómo tú no estás emocional? ¡Es nuestro bebé!─Expliqué, poniéndome de pie de nuevo.

Niall caminó hacia mí y envolvió sus brazos a mí alrededor. ─Por supuesto, es nuestro hombrecito pero solo va a ir al preescolar, amor. No es como si lo estuviéramos sacando de la casa. Solo es por un par de horas.

─Lo sé, es sólo que parece que fue ayer cuando nos enteramos que tendríamos otro bebé y ahora él se está alistando para ir a la escuela.

─Está bien, nena. No es fácil dejarlos ir pero sólo es el comienzo. Aún nos falta la graduación y después se irán de la casa, tal vez se casen.─ Niall mencionó con una sonrisa burlona.

─Ni me lo recuerdes.─ Niall me abrazó más hacia él y besó mi

─Va a estar bien, vamos a estar juntos para afrontarlo.─ Él murmuró, me separé un poco de él y lo besé suavemente en los labios.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!