17.

2.2K 107 5

Niall.

Suspiré mientras miraba las maletas que se encontraban en el rincón de la habitación.

Era hora de regresar al tour.

Estos dos últimos veces se habían pasado volando. _______ dio a luz a nuestro segundo y hermoso hijo, Aiden, y nos estábamos acostumbrando poco a poco a tener de nuevo un bebé en casa. Él era perfecto, no era de esos bebés que lloran todo el tiempo ni nada. Cady, nuestra primera hija, había sido una gran ayuda.

A pesar de tener solo 5 años ya había aprendido a alimentar a su hermano, e incluso a cambiar su pañal, era algo de lo que _______y yo estábamos muy orgullosos. Habíamos tenido hermosos momentos en familia desde que Aiden había llegado a casa; como escucharlo reír por primera vez; verlo sonreír y mirar la manera en la que Cady le hablaba y lo cuidaba.

Simplemente no creía estar listo para irme y dejarlos.

Caminé hacia la sala en donde estaba _______ sentada con Aiden en sus brazos mientras que Cady estaba dándole su biberón. Ella se veía demasiado linda tratando de ayudar a su mamá en cualquier cosa que pudiera.

—Solo recuerda mantenerlo lo suficientemente elevado para que pueda beber su leche.— _______ murmuró sonriéndole a Cady.

—Ok, mami. ¿Así está mejor?— Cady preguntó elevando un poco el biberón.

—Así está perfecto, mi amor.

Puse mis maletas aún lado de la puerta principal y observe a mi familia. _______ notó las maletas y sabía que estaba empezando a ponerse sentimental.

—Mira, papi. Aiden estaba realmente hambriento. Casi se bebió todo su biberón.— Cady soltó una pequeña risita.

—Claro que lo estaba, heredó mi apetito.— Respondí mientras me ponía a su altura.

—No creo que alguien más coma como tú, papi, tal vez un puerquito.— Cady volvió a reír.

—Debes tener razón, princesa.

Me moví un poco para estar frente a _______ y Aiden. Pase mi mano por la pequeña mano de Aiden y él envolvió uno de mis dedos entre su pequeña mano a la vez que me miraba atentamente y seguía comiendo. Tomó todo de mi el no ponerme a llorar en ese instante.

—¿A qué hora te tienes que ir?— _______ preguntó, sabía que estaba a punto de ponerse a llorar.

—Se supone que ya debería estar allá, el auto ya está afuera.— Informé haciendo una mueca.

Deje un pequeño beso sobre la frente de Aiden.

—Se un buen chico para mamá, ¿está bien? Te amo, campeón y no hagas nada lindo mientras no estoy aquí, ni tampoco crezcas demasiado rápido.

_______ se levantó haciendo que yo también me pusiera de pie y dejó a Aiden en su pequeño portabebé, Cady vino hacia mi y abrazo mis piernas.

—¿Cuándo vas a regresar, papi?— Preguntó mientras la alzaba en mis brazos y la abrazaba.

—Pronto. Mamá, Aiden y tú irán a visitarme algunas veces, y también yo vendré a visitarlos. Además siempre puedes llamarme, cuando tú quieras, ¿está bien?

Ella asintió como respuesta y pronto comenzó a llorar.

—Hey, hey, no llores, chaparra. Nos vamos a ver muy pronto, además tienes que ayudar a mamá a cuidar a Aiden, ¿está bien?— Pregunté pasando mi mano por sus mejillas para limpiar sus lágrimas.

—Está bien.

—Te amo.

—Yo también te amo.

La deje de nuevo en el piso y ella de inmediato camino hacia Aiden para ver si está bien.

Miré a _______ quien estaba tratando que las lágrimas no salieran de sus ojos, tenía el ceño fruncido y se estaba mordiendo el labio. Caminé hacia ella y la abracé.

—No tengo que ir, _______. Sabes que simplemente puedo cancelar todo.— Murmuré en su oído.

—No puedes hacer eso, no es justo para las fans.— Me separé de ella y volví a mirarla.

—Tú y los niños vienen primero.

—No te preocupes, amor. Estaremos bien, vete tranquilo.

—Los voy a extrañar, más que a nada.

—Nosotros también te vamos a extrañar.

La besé como nunca la había besado, quería que valiera la pena, no sabía cuándo sería la próxima vez que pudiera hacerlo.

—Te amo.— Murmuré sobre sus labios.

—Yo también te amo.

Ella se separó de mi y tomó mis manos.

—Ahora ve y haz enloquecer a todas esas chicas adolescentes.— Soltó una pequeña risa.

La besé una vez más antes de ir y tomar mis maletas.

—Mami, ¿por qué habría chicas que enloquecen por papi?— Cady preguntó.

_______ y yo reímos.

—Bueno aunque no lo creas, hay muchas chicas que gustan de tu papá, Cady.

—Ewww.— Cady contestó haciendo una pequeña mueca de asco y volviendo su mirada a Aiden.

_______ comenzó a reír demasiado fuerte, por un momento pensé que mojaría sus pantalones de la risa.

—Bueno... y con eso, me iré.— Reí y caminé de nuevo hacia las tres personas más importante de mi vida para darles un último beso.

Tomé las maletas y las lleve hacia el auto que estaba esperando por mi afuera. Miré de nuevo hacia la casa y pude mirar a mi esposa y mis dos hijos parados en la puerta mientras se despedían con su mano. Sonreí tristemente y me metí al auto mientras me despedía también con mi mano. El auto comenzó a avanzar y yo comencé a contar los días para poder verlos de nuevo.

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!