XXXIX

7.4K 557 796
                                    

Este cap lo voy a mejorar un poco, por si lo quieren volver a leer, qsy ❤️❤️

𓆝 𓆟 𓆞 𓆝

—¿Está bueno Boca o es puro chamuyo? —preguntó el castaño jugando con un collar, dándolo vueltas entre sus dedos—. ¿Te quedaste sin comentarios vos?

—Es re piola —confesó el morocho mostrando una sonrisa tonta—. Igual, juegan re bien, ¿eh? —volteó mirando cómo seguía jugando con la cadena—. Lo que pasa es que juegan juntos hace un montón —Sánchez chasquea la lengua al escucharlo—. Igual son medio blanditos, ¿eh?

—¿Qué tiene que ver que jueguen juntos hace un montón? —indagó burlón—. En Liniers también... y me los bailo a todos juntos —añadió con orgullo—. Y no son blanditos —vaciló un momento—. ¿Te dan zapatillas nuevas o eso también es chamuyo?

—Nada que ver —aseguró mirando al frente.

—A mí sí —añadió—. Igual no las traje, porque las tengo que dejar allá.

—¿Todo bien con Martu? —interrogó de repente el de rizos haciendo que Danilo suelte una risa—. Esa risa me dice que sí —golpeó su hombro con su codo—. ¿Ya te la garchaste vos?

Sánchez frunció el ceño, mostrando su confusión.
—Qué decís, gil? —preguntó haciendo montoncito, manteniendo su confusión—. ¿Qué pensás que si tenés novia para eso nomás están?

—Buee —se burló el morocho—. Te re calentás y mira que te lo pregunté re bien.

—Dale —se quejó—. Pelotudeces me preguntás, ¿Cómo querés que reaccione?

—Era un sí o un no nomás —suspiró—. Te hacés re el santo y nada que ver, seguro ya te la cogiste.

—Dejá de joder, pelotudo —lo observó de mala manera—. Nada que ver igual, unos cuantos besos nomás nos dimos...

—¿Besos nomás? —preguntó sorprendido—. Mira que yo pensaba que ella era más viva, viste.

—¿Qué mierda te pasa a vos? —reaccionó Danilo tensando su mandíbula—. Te voy a hacer comer pasto si seguís hablando así de ella.

—Re pollera te tiene —se burló Carlos.

—El pollera acá sos vos —comentó burlón—. Que bien que esperas a la Maricela para llevártela.

—Y yo por lo menos me gano algo —habló con doble sentido—. A vos te tiene de la mano y no te da nada.

—Callate gil —ordenó con notable rabia—. Que si no te calmás vos, de una trompada te voy a hacer ver estrellitas.

El timbre sonó, logrando que ambos se observaran un segundo para comenzar a levantarse. Se encontraban fuera del colegio, saltándose sus clases.

El castaño miro una última vez a su amigo, quién se desvío del camino solo para ir detrás de su novia. «Y después me dice pollera a mí» pensó para voltear los ojos.

Sus pasos se volvieron algo rápidos al ver a sus amigos a lo lejos, chocó las manos con los tres y sonrió al ver a el de rulos que más le caía bien.

—¿Qué onda pa? —saludó chocando sus manos—. ¿Qué tal tu viaje a Chile? Re fachero seguro.

—Casi se me pegó el ‹weon› todo —respondió el de bermudas, volteando un poco, mostrando su mochila—. Boludo, tremenda mochila me compré.

—Joyaa —respondió Danilo mirándola—. Parece de nena pero está piola.

—¿Qué decís? —se burló volteando los ojos—. Acá me meto toda la coca y nadie se da cuenta, sabes.

RESCATATE | Danilo Sánchez | Matías RecaltDonde viven las historias. Descúbrelo ahora