IX

10.8K 808 258
                                    

Nuevamente un giro hacia el presente, acá solamente presente, cuando Danilo y Martina se te conocen y así qsy.

𓆝 𓆟 𓆞 𓆝

CIUDADELA
1996

Las risas resonaban entre ambos jóvenes, sus respiraciones agitadas reflejaban el esfuerzo de la carrera. A pesar de reducir la velocidad, aún no lograban satisfacer la necesidad de aire en sus pulmones.

— Eh Carlos — llamó Danilo acercándose —. Mirá que casi me regalas a la Martina vos —.

— Y bueno — se burló —. Que a vos nomás te vaya mal, mirá que yo sí me iba a ir, pero vos me jodiste con que no y eso —.

— ¿¡Mi culpa es ahora?! — se quejó mirando si ella venía —. Mirá que vos estuviste de acuerdo, yo no te obligué a nada, gil —.

Tevez volteó los ojos y luego miró nuevamente a su amigo. Se acercó y le dio dos palmaditas en el hombro.

— Mirá que me tengo que ir ya — añadió y suspiró —. Si te encontras con la Martina, decile que le devuelvo su remera después —.

Mientras él se alejaba, el castaño se quedó confundido y luego lo miró, desconcertado.

— ¿Por qué tenés su remera vo'? - gritó —. ¡Tevez! — entrecerró sus ojos y se sentó en un banco —. ¿Ese no estaba con la Mariana esa? —.

— Marlena — escuchó detrás de él, su cuerpo se electrificó al escucharla hablar en su oído —. Mirá que vos me prometiste algo a mí, pelotudo —.

Sintió cómo le tomaba la oreja y se quejó al sentir el dolor punzante. Intentaba quitarse la mano que lo sostenía, pero parecía imposible.

— Soltame, tarada — retó mientras se quejaba —. No quiero ir yo a comprar ropa, meno' con vo' —.

— Vos me dijiste que me ibas a acompañar, hijo de puta — añadió —. Mirá que ya me dieron guita, venís queriendo o no —.

— Soltame, loca de mierda — se quejó, sintiendo cómo tomaba aún más fuerte su oreja —. Dale entonces, me voy con vos... ¡Pero soltame, la concha de la lora! —.

Ella saltó emocionada, soltándolo. Él se volvió para mirarla y, cuando intentaba escapar, ella tomó su muñeca y negó.

— No te vas más — sonrió entrelazando sus brazos —. Cerquita te voy a tener... ¿Y Carlito'? —.

— Y me dejó, ese boludo... — suspiró mirando sus brazos e intentando zafarse —. Che, si nos ven así, van a pensar que soy tu wacho, soltame —.

— ¿Qué decís vos? — sonrió y comenzó a caminar —. Ni figuras vos, quién se va a fijar en nosotros —.

— Mirá que capaz le gustó a una mina y por tu culpa me muero solo — añadió —. Si pasa eso, yo te voy a linchar —.

— Buee — se burló —. Mirá que ni una mina se va a fijar en vos seguro, cara de falopero tene' — bromeó —. Capaz y tené' suerte después, pero hoy sos todo mío —.

— ¿Eh? — preguntó desconcertado —. ¿Vo' me estás diciendo que soy tu wacho yo? —.

— ¿Qué decís vos? — volteó los ojos y bufó —. Hoy vas a ser como mi hermano, que vas a ser mi novio vos, re feo sos —.

-ˋˏ✄┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈┈

Martina siguió mirando las remeras, buscando algo que le gustara. Danilo, por otro lado, estaba absorto en los botines que ocupaban el mismo espacio. Su atención se centró en uno de color verde agua casi flúor. Lo examinó detenidamente hasta que sintió un toque en el hombro.

RESCATATE | Danilo Sánchez | Matías RecaltDonde viven las historias. Descúbrelo ahora