*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo 27 - 3 Padrinos (En edición)

16.5K 938 10

Antes de que siquiera abriera los ojos, antes de que me despertara por completo sabía que mi cabeza iba a dolerme. Durante un instante pensé que tal vez alguien me hubiera golpeado, pero por supuesto que nadie me había golpeado, porque ¿quién me golpearía?

A mi costado tenía dos chicas, pero no había surgido nada la noche anterior, no tomé tanto como para olvidarme de eso. Solamente habíamos bebido y yo lloré como toda una niña. No había tenido sexo desde... ¿desde hace cuanto? De seguro que ya más de ocho semanas... y eso era como probar la abstinencia para mí.

Miré a la morocha, tenía un charco de baba a su alrededor mientras que la pelirroja se chupaba el dedo. En aquel momento lo único que no pensaba de ellas, era que eran sexys. Todo lo contrario, de hecho, parecían dos niñas de doce años con sus traseritos redondos y su falta de pechos. ¡Demonios! ¿Me he estado acostando con chicas que parecen de doce todo este tiempo? ¿Soy una clase de pedófilo o algo?

Me levanté quitando la pierna de la morocha de encima de mí despacio, no tenía ganas de despertarlas. Pero ninguna de las dos dio señales de vida. Volví a mirarlas intentando que me produjeran algo como lo hubieran hecho meses atrás, ¡la falda de la pelirroja estaba completamente levantada", se veía su lencería costosa y... nada.

Dos semanas completas desde que descubrí que soy padre y no puedo quitarme esa noticia de la cabeza. Al día siguiente del día cuando Lidia se marchó corriendo de mi casa en California, en la cual actualmente estoy viviendo, la llamé aproximadamente más de quince veces, pero nada.

Estaba apagado.

Intenté localizarla, por cualquier lado: primero llamé a mi madrina, Celia, pero ella me dijo que si llegaba a decirme, su hija le aplicaría la ley del hielo; luego hablé con Ethan y con Kelly, pero ambos me respondieron que me vaya a la mierda... con aquella simpleza adolescente.

Hasta donde sé, Celia no le dice tampoco a mi madre donde está Lidia, porque sabe que mi madre me diría... o al menos eso creo. ¡Se enfadó mucho al enterarse lo que le dije!

Mi siguiente recurso fue encontrar a su jefe, pero él me mandó a la mierda también con palabras más dignas de un adulto. Luego hablé con la mejor amiga de Lidia, una tal Laura, pero ella no me mandó a la mierda, me maldijo más de siete veces variando entre español e inglés, y luego me dijo que si no fuera tan guapo me mataría. No intenté hablar con los otros dos compañeros de casa de Lidia, esperaba la misma respuesta que la de Laura. ¡Demasiados insultos en castellano por un día!

Todos tienen un poco de razón, no quiero decir que soy la víctima del acontecimiento, de hecho, soy el villano en esta historia. Soy el maldito guapo y millonario que merece una buena patada en la entrepierna. Aunque sería mejor que nadie lo hiciera... las amenazas inentendibles de la latina me había dejado bastante intranquilo. En vez de temer que Freddy Krueger estuviera en mis pesadillas, temía a que Laura apareciera.

Siempre me pregunto cómo hubiera actuado otra persona al enterarse de que es padre de la forma que yo lo hice. No digo que todo el mundo actuaría como yo lo hice, de hecho creo que todos actuarían mucho mejor. Sé que dije cosas de un imbécil total, pero no puedo deshacer lo que dije...

De cualquier forma, ¿cómo se supone que reaccionara? He vivido toda una vida siendo yo y simplemente yo. Nunca he pensado por otro, y cuando me comenzó a importar alguien más, cuando me empezó a importar realmente mucho Lidia... me entero de que tengo una hija con ella, ¡y ni siquiera me entero por sus labios! La noticia me calló peor que un balde de agua helada.

Demoré aproximadamente una hora en darme cuenta lo estúpido que había sido. Tal vez fue mucho tiempo, pero lo admito: ¡soy un ser egocentrista! Soy el centro de mi mundo y lo he sido desde que uso pañales, siempre fui el bebe más lindo, el niño más simpático, el adolescente más deseado, y ahora soy uno de los hombres más sexys según muchos rankings de revistas importantes.

Cómo Ocultar un Secreto a Todo el Mundo © HISTORIA COMPLETA (En edición)¡Lee esta historia GRATIS!