Capítulo 6 - "Molly" (En edición)

24.8K 1.3K 27

Habíamos recorrido una extensa cantidad de cuadras del centro, encontrando restaurantes, carnicerías, tiendas de ropa, cines, librerías, cafés, tantas cosas de distintos intereses... tantas memorias azotaron mi cabeza, que dolió.

Intenté reprimir cualquier sentimiento, pues suficiente tuve hoy con Maia y Frederic. Es suficiente por todo el mes, Ví a William, sumando a Maia y Frederic. Pero algo me decía que esto solo era el comienzo.

Junto a Lola y Bruce entramos a una tienda de ropa mientras que Danny hacía una llamada fuera. No era cualquier tienda de ropa, era una tienda de ropa para bebes, para el agrado de Lola.

La chica quien trabajaba en la tienda ni conocída se me hacía su cara, lo que lo volvió solamente mejor el ambiente. Nada de personas mirándome de arriba a abajo, nada de gente preguntando si caí en las drogas, e incluso, si me indujeron los alienígenas... las personas, de vez en cuando, son un poco imaginativas.

La chica se presentó con el nombre Hera, cuando comenzó a traernos distintas prendas de ropa.

Yo ya me convertí en una tercera, Lola y Hera no dejaban de hablar sobre qué era lo que combinaba con los ojos de mi pequeña y que no; ellas parecían las amigas.

De-de estaba felíz, nunca disfrutó tanto las compras como Lola. Creo que nadie disfruta las compras como Lola.

Cuando fue el momento de pagar, algunos atuendos los compré yo, por supuesto. Pero solamente los cuales mi salario permitía, debía dejar para pagar el alquiler, para la comida, para todo lo necesario de la vida. Pues no me baño en oro, aunque tenga un muy buen sueldo.

Lola, quejándose de que yo debería llevarme todo, le compró el resto con su dinero. No era mucho, pero si era algo... lo que detestaba. No me gustaba que pagaran cosas por mi hija, yo puedo hacerme cargo.

Danny no había vuelto, pero no nos preocupamos, suele tener largas charlas con su jefe y no siempre hablan de temas "laborales".

Bruce se sentó en un banquillo con De-de en brazos a esperar que pagaramos. Esta se entretuvo solamente tocándole la cara y tirando del poco cabello que tenía. De vez en cuando soltaba carcajadas, riéndose de las muecas que hacía Bruce.

- Que buen padre...- lo elogió Hera mientras introducía los datos de la Lola en la máquina.

- ¡Oh, no!- dijo Bruce buscándome con la mirada para que le explicara a la chica quién era en realidad-, ella no es mi hija. Es la hija de mi amiga. Yo soy el padrino... A parte Sandy no se parece nada en mi, no tiene mi belleza.

No pude evitar sonreír divertida. Bruce es todo un mujeriego, sabe como actuar con mujeres mayores, menores y de su misma edad. Es muy simpático, amigable y posee un gran carisma.

No es la primera vez que le alagan por ser buen padre, la primera vez fue algo incómodo para todos los presentes, pero luego de la segunda, no pude evitar tomármelo para la diverción, al igual que Lola.

- Sandy es preciosa, no digo que sea fea. Pero yo soy diferente, no tiene nada de mi. A demás no me dice "papá", me llama por mi nombre... y a mi tampoco me gusta su madre, no es mi tipo.

Bruce ya se había levantado del banquillo con De-de en brazos, la cual lo observaba confundida. Estaba hablando muy rápido.

- ¡Pero no es que Lidia no me parezca buena persona! Y también es sexy, pero es como mi hermana mayor... La otra vez se puso un vestido que me hizo pensar cosas sucias y fue... feo... y luego Lola... Aguarden... ¿de que hablaba?

- Ya no tengo idea- Hera no parecía para nada incómoda-, lo que entendí de esto es que no estás en pareja, ¿cierto?

Bruce elevó una ceja, sacando toda su incomodidad y fastidio.

Cómo Ocultar un Secreto a Todo el Mundo © HISTORIA COMPLETA (En edición)¡Lee esta historia GRATIS!