Epílogo (En edición)

26.9K 1.4K 162

* Nuestras imperfecciones nos hacen perfectos *

La verdad, seria hermoso decir que los finales por siempre felices existen, pero mentiría. No digo que alguien era infeliz dentro de nuestra familia, en realidad no conozco una felicidad más abundante como la que he tenido los últimos siete años.

Pero todo no era perfecto, porque esta no es una historia de cuento de hadas. William y yo discrepábamos en muchas cosas, usualmente, en todo. A que colegio mandar a De-de si tendríamos más familia, si yo trabajaría o no, podría seguir así hasta cuando compramos los víveres, yo quiero que De-de tome este tipo de leche, pero él dice que la que le compraba su madre cuando él era pequeño era mejor.

Reitero que la vida vale la pena, porque las peleas y discusiones existen para que después haya una reconciliación. Muchas podrían decir que él es quien siempre acaba admitiendo que tengo razón, y aunque me encantaría poder decirlo, no es cierto. Algunas discusiones nunca acaban, y continuamos tratando con ellas día a día.

Es que nuestra relación no es la de una pareja normal, y nunca lo será, porque antes de ser esposos, éramos amigos, unos muy diferentes y testarudos.

Siempre he envidiado la relación que tienen, por ejemplo Cyrine y George, Lola y Bruce, y no nos olvidemos de la perfecta relación entre Danny y Kyle. Me he atrevido a preguntarles a todos como se logra una relación perfecta, pero todos niegan ser perfectos aunque nunca se los ve discutir y en todo, están de acuerdo.

Tal vez el problema es que la mayoría de ellos tienen a esta persona que cede frente a todo solamente para ver al otro feliz. En el caso de Cyrine, George se lanzaría de un risco si ella lo cree correcto, lo mismo con Lola, ella es la que comanda en la relación, y Danny y Kyle, ambos ceden frente al otro, en ocasiones discuten para que el otro decida. ¡Es desesperante!

Yo me negaba a ser quien cediera, al igual que Liam, así que tenemos una perfecta imperfecta relación. Digamos que al comienzo, todo era perfecto, nunca discutíamos por nada, todo era paz y amor. Mis celos a que Sandy prefiriera a Liam continuaban existiendo, pero aprendí a que me gustara su relación de preferencia. ¿Que hubiera sido si no se llevarán así de bien?

Digamos que yo soy la madre estricta, Liam les permite hacer de todo, a los cuatros años De-de pidió un poni. Liam compro un establo con cinco ponis y cinco caballos, para cuando creciera y tener algo que montar.

Yo hubiera preferido explicarle que el sueño de toda niña de tener un poni era, tan solo, un sueño. Pero Liam tuvo que darle el gusto. No se resistía frente a sus caprichos.

Todo era diferente con Flynn. El pequeño nació un año después de nuestro casamiento, digamos que fue concebido en nuestra luna de miel. Sinceramente yo no estaba pronta psicológicamente para ser madre de nuevo. Pero acepté al bebe, de la misma forma que acepté a De-de.

En cuanto a Liam, a él le fue complicado entablar una relación con Flynn ya que en un principio se negaba a tocarlo por miedo a romperlo. Si, los niños eran delicados pero no para negarse a tocar a su propio hijo.

De-de, con sus cinco años, las primeras semanas estaba fascinada con su pequeño hermanito. Pero después de ese período de tiempo miraba a la criatura con asco, aquella personita que todos le decían que era su hermano le había quitado la atención.

Pero el pequeño Flynn detestaba la atención, y amaba a su hermana siempre la perseguía con la mirada. ¡No me hagan mencionar cuando aprendió a gatear! La pequeña corría para que el no logrará alcanzarla, o se subía arriba de la cama gritando: "¡Auxilio!".

De-de, desde sus tres años se convirtió en una pequeña diva. La amaba, pero era desesperante y era aún más ya que Liam parecía estar de acuerdo con ello, le daba cantidades abundantes de regalos.

Cómo Ocultar un Secreto a Todo el Mundo © HISTORIA COMPLETA (En edición)¡Lee esta historia GRATIS!