Capítulo 20 - Cumpleaños número 3 (En edición)

21.1K 1K 60

Hoy era el día. Mi pequeña cumplía tres años, siendo sincera, estaba nerviosa por la fiesta y porque todo saliera bien. Cuanta suerte tenía que su cumpleaños fuera un sábado para poder hacer la fiesta ese mismo día. Fue el primer cumpleaños de De-de en el cual me puedo permitir hacer una fiesta.

En sus dos primeros cumpleaños tuve que conformarme con una pequeña reunión en donde solamente las personas más allegadas eran invitadas. Así que no puedo decir que mi pequeña tuvo una fiesta de un año como la que merece. Así que esta fiesta será como una fiesta de 1 año... a los 3 años.

Admito que en el momento que mi pequeña cumplió un año, me odié a mi misma por no poder darle lo que merece, mi madre fue de gran ayuda en ese momento, solamente con sus abrazos y sus palabras de ánimo me hicieron sentir mejor.

En cuanto a Diego, había estado actuando como un niño obediente desde hace dos semanas, cuando le dije que le daría una segunda oportunidad. Actuaba tan dócil, que llegaba a ser molesto. Al parecer, creía que cualquier cosa que me molestaba haría que lo deje.

También actuaba muy romántico últimamente, a mi desagrado. La relación de amistad que tenían Lola, Bruce y Danny con Diego, acabó. Ahora no son nada más que "conocidos distantes". Mis tres amigos lo soportan y se guardan cada comentario, solamente porque yo se lo pedí. Sé perfectamente que los tres quieren volarle los dientes.

En fin, la fiesta de mi pequeña se festejaría en un lugar de alquiler, no muy lejos del centro de LA, tenía un muy bonito jardín, con pasto para colocar los inflables y la cama elástica que había alquilado.

Era tan gratificante que todo lo que habría en la fiesta fue por mérito propio, nada de préstamos de amigos ni familiares. Aunque Adam me ha obligado a permitir que el cubra el evento, gratis, es decir que fotografíe todo lo que sucede alrededor de mi pequeña sin que yo le pague un centavo. En un comienzo no acepté, pero acabé accediendo cuando propuso que sería su regalo de cumpleaños.

Aquella mañana me desperté sin necesidad de despertador y con una sonrisa implantada en mi rostro. Fui directo a la cuna de mi pequeña, la cual dormía completamente despatarrada. Comencé a moverla delicadamente y acariciarle la cara suavemente. Pero a penas abrió sus ojos, lo primero que hizo fue decirme con la mirada: "¿Cómo te atreves a despertarme?".

- ¡Feliz cumpleaños!- sonreí mientras levantaba a la dormilona y hacía que girara por los aires.

Cada vez estaba más pesada, y era más difícil cargarla, pero no dejaba de hacerlo. Mis ojos se llenaron en lágrimas mientras ella no paraba de quejarse, al parecer no había dormido lo suficiente.

- ¡No seas gruñona!- sonreí- ¡Es tu cumpleaños!

- ¡Cumple!- chilló repitiéndome sonriendo al recordarse que día era hoy.

No tenía idea de si comprendía la palabra en su totalidad, al menos sabe que es algo de lo que estar feliz y sonriente.

Aplaudió para después abrazar mi cuello fuertemente. Lágrimas de felicidad y nostalgia comenzaron a caer por mis mejillas. Pequeños destellos de memorias sobre mi embarazo y de ella recién nacida llegaron a mi cerebro.

- Te amo, pequeña- dije separándome ligeramente y chocando mi nariz contra la suya.

- ¡Mami!- chilló asintiendo-. Te amo.

- ¡Qué los cumplas feliz...!- aparecieron mis tres amigos cantando con tres cupcakes.

Estos eran de un baño cobertura de color rosa, y cada uno tenía una vela delgada del mismo color.

Se notaba que mis tres amigos estaban recién levantados, Lola estaba en pijamas, Danny estaba usando sus pantuflas de perrito y Bruce estaba solo en pantalón de pijama. Sus voces incluso sonaban más ásperas y grabes que de costumbre. No hice nada más que reírme y unirme al canto.

Cómo Ocultar un Secreto a Todo el Mundo © HISTORIA COMPLETA (En edición)¡Lee esta historia GRATIS!