Me rodeó con sus brazos con un sumo cuidado en todas las caricias, su rostro se escondió en la curva de mi cuello y suspiró pesadamente.

-Creía que iba a perderte, por dios santo Kate, no puedes volver a hacerme esto - murmuró.

A cámara lenta subí mis manos acariciando su pelo alborotado dandole la tranquilidad que yo estaba allí.

Y lo más importante, la pesadilla había terminado, todo por lo que preocuparse, tenía a la persona que quería en mis brazos y nada me iba a hacer separarme de él.

-Lo siento - balbuceé cerrando los ojos y llenándome con el momento.

-Ella está bien, Justin, necesita reposo absoluto por las heridas más profundas - la voz de Shawn alcanzó el salón.

Me separé poco a poco de Justin sin perder el contacto físico y miré a Shawn agradeciendo todo lo que había hecho por mi.

-¿Cómo la encontraste? - preguntó él mirando a ese chico.

-Rooney me llamó diciendo que necesitaba mi ayuda con algo, me dio el lugar y fui para allí. La encontré en el suelo inconsciente y lo primero en lo que pensé fue en traerla aquí y curarla por mi mismo - explicó Shawn.

-¿Por qué no la llevaste al hospital? - preguntó Justin.

Apreté la mano que sostenía de Justin para que dejase las preguntas.

-No podía pensar en ese momento, ella no llevaba documentación, me hubiesen llevado a la cárcel pensando que yo era el agresor. No me di cuenta de quien era hasta que llegué a casa - Shawn se hundió de hombros.

-No es culpa de él - dije mirando a Justin y este me miró sorprendido - vamos, no me mires así, sabes muy bien que fui yo quien dijo que se iba y sabía las consecuencias que conllevaba. Shawn sólo me ha ayudado.

-Nos debes una, Bieber - comentó Wesley en la mesa de póker.

-Wes... Wesley - Justin se sorprendió ver al otro chico tenerlo allí.

-¿Es increíble? Yo me sorprendí cuando desperté y vi a Shawn y luego a Wesley - dije con una sonrisa.

-Ella no se merece ninguna mierda más, cuidala como es debido, Bieber, si no cortaré tus huevos - amenazó Welsey entrecerrando los ojos mirando a Justin.

-Eres idiota - rodé los ojos.

-La cuidaré tanto que ahora no se va a alejar de mi - me miró conteniendo algo que no entendía.

-¿Jake? - la pregunta salió de mi como un rayo.

-Está en casa de Caden, pregunta por ti, tuvieron que decirle que nos habíamos ido a comer y volveríamos pronto.

-Tenemos que irnos - susurré para que solo él lo escuchase.

Justin me asintió con delicadeza sin dejar de mirarme.

Shawn se percató y se acercó a mi poco a poco.

-Kate, se debería revisar las heridas cada cinco horas, por si una se abre o alguna que otra cosa, toma - me extendió un papel arrugado - tienes aquí mi numero por si llega a pasar algo.

-Si pasa algo, la llevaré al hospital, no te preocupes - contestó Justin.

-Shawn, no sabes lo agradecida que estoy - sonreí y caminé poco a poco hacia él - no me mires así, me vas hacer llorar, nos veremos pronto - miré a Wesley que estaba detrás levantado - a ti también te veré.

-Kate, eres increíble, te llamaré cuando vaya a California dentro de un mes - me dijo Frida viniendo para mi, también.

Al primero que abracé fue a Shawn con un apretón delicado, depende de mis gestos me tiraban las heridas y era ese malestar insoportable.

Vuela Libre #2 (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!